CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Arqueólogos y buzos reportaron el miércoles haber hallado un paso que conecta dos cavernas submarinas en la península de Yucatán, lo que dicen forma la cueva inundada más larga del mundo.

En conjunto, ambas cavernas miden unos 347 kilómetros (216 millas) de longitud, anunciaron los buzos del proyecto Gran Acuífero Maya.

La caverna Mammoth en Kentucky sigue siendo la más larga del planeta de cualquier tipo, con más de 650 kilómetros (400 millas) explorados.

Ya se sabía de la existencia de las cuevas Sac Actun y Dos Ojos, las cuales están cerca de la zona arqueológica de Tulum, a orillas del Caribe. Ahora la combinación de ambas se conocerá como el sistema Sac Actun, adoptando el nombre del tramo de mayor extensión

Desde hace tiempo los buzos saben que las cuevas y ríos subterráneos de esta península de México frecuentemente están conectados, pero hallar este vínculo en particular requirió 14 años.

En algún momento, muchas de las cuevas de Yucatán estuvieron por encima del nivel del mar y se mantuvieron secas total o parcialmente. Dentro de algunos sistemas se ha encontrado evidencia de poblaciones humanas o de fauna extinta. También se han localizado en su interior reliquias de la cultura maya, cuyos descendientes aún habitan en la península.

“Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo, ya que cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos”, dijo Guillermo de Anda, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia y director del Gran Acuífero Maya. “Se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y, por supuesto, de la cultura maya”.