Racing se tuvo que conformar el jueves con un empate sin goles ante un River Plate en inferioridad numérica, en una jornada en que Atlético Tucumán y Palmeiras sumaron triunfos en sus respectivos encuentros de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores.

Tucumán de Argentina se impuso de local 2-0 sobre Atlético Nacional de Colombia, en tanto que Palmeiras de Brasil se llevó tres puntos valiosos en Asunción al derrotar 2-0 al paraguayo Cerro Porteño.

Gracias a varias atajadas notables de Franco Armani y pese a jugar con un hombre menos durante la segunda mitad, River resistió la presión en el duelo entre clubes argentinos, disputado en la ciudad de Avellaneda, para llevarse un punto de la cancha de la Academia, dejando abierta una serie que se definirá el 29 de agosto en el choque de vuelta, en el Monumental del club Millonario.

Cuando estaba por darse el pitazo final, Armani despejó al córner un punzante cabezazo de Jonatan Cristaldo. A los 22 minutos, evitó también la caída de su arco al mandar al tiro de esquina un furibundo remate de Ricardo Centurión.

En un partido de toma y daca, River se quedó en desventaja numérica sobre el final de la primera mitad con la salida de Leonardo Ponzio, al recibir el segundo cartón amarillo.

____

Atlético Tucumán 2, Atlético Nacional 0

Tucumán hizo valer su localía y aprovechó temprano un error del portero Fernando Monetti para vencer 2-0 al Atlético Nacional de la ciudad de Medellín.

Una pelota mal pasada por Monetti la aprovechó Leandro Díaz para marcar el primero a los 10 minutos, en un partido en que el equipo argentino buscó el arco rival desde el vamos.

Guillermo Acosta, de cabeza, sumó el segundo a los 70. El choque de vuelta por el pase a cuartos se disputará el 28 de agosto.

___

Palmeiras 2, Cerro Porteño 0

En Asunción, un doblete del delantero colombiano Miguel Borja le dio la victoria al Palmeiras de Brasil sobre Cerro Porteño de Paraguay por 2-0.

Borja marcó a los 47 y 70 minutos, y el equipo de Sao Paulo regresa con una importante ventaja de cara al choque de vuelta por el pase a los cuartos, el 30 de agosto. Palmeiras busca ganar su segunda Copa Libertadores, después de su primera consagración en 1999.