AP NEWS
Related topics

Demócratas arrebatan algunas gubernaturas a republicanos

November 8, 2018

El candidato demócrata a gobernador de Nevada, Steve Sisolak, durante un discurso a sus seguidores, el 7 de noviembre de 2018, en Las Vegas. (AP Foto/John Locher)

JEFFERSON CITY, Montana, EE.UU. (AP) — El muro republicano que se ha mantenido en los capitolios estatales gran parte de la última década ahora tiene algunos huecos.

Los demócratas tomaron el control de siete gubernaturas, su mayor triunfo en varias décadas, y obtuvieron cientos de escaños en legislaturas estales en las primeras elecciones de medio periodo bajo la presidencia de Donald Trump.

Sin embargo, esas victorias no llegaron precisamente a las altas metas de la llamada ola azul, lo que deja a los dos principales partidos con esperanzas para otra batalla crucial: el 2020.

Algunos de los principales triunfos para los demócratas fueron en la región del centro-norte, conocida como Midwest, en donde los republicanos prácticamente los habían aniquilado en elecciones previas. Los demócratas derrotaron a los gobernadores Scott Walker en Wisconsin y Bruce Rauner en Illinois, y se llevaron escaños vacíos que antes estuvieron en manos de gobernadores republicanos en Michigan y Kansas.

Los demócratas también tomaron control de las gubernaturas que los republicanos habían dejado vacantes en Maine, Nevada y Nuevo México.

La Asociación de Gobernadores Demócratas dijo que era su mejor repunte desde 1982, durante las primeras elecciones de mitad de periodo del presidente republicano Ronald Reagan. El presidente del grupo demócrata, el gobernador de Washington Jay Inslee, la describió de “una amplia victoria” y un rechazo histórico al partido del presidente.

“Para quienes se vieron afligidos por los resultados del 2016 en el Midwest, hemos demostrado que los demócratas pueden postularse y ganar”, dijo Inslee.

Sin embargo, los republicanos se mantuvieron en otras gubernaturas en importantes estados que estaban en la mira de los demócratas, incluidos Florida, Ohio e Iowa. El secretario de Estado republicano, Brian Kemp, también está al frente de la contienda para la gubernatura de Georgia, aunque la demócrata Stacey Abrams mantenía esperanzas de que entre los votos ausentes y las boletas provisionales que aún debían ser contadas, pondrían por debajo de 50% el porcentaje de Kemp y se vieran forzados a una segunda vuelta.

Por primera vez los republicanos ganaron la gubernatura en Alaska, antes en manos de un candidato independiente.

Antes de las elecciones del martes, los republicanos tenían control de 33 gubernaturas y de dos tercios de las 99 cámaras legislativas estatales. La división será más equitativa con las victorias de los demócratas en las gubernaturas. Pero los republicanos todavía controlarán al menos tres quintas partes de las cámaras legislativas estatales, incluso cuando los demócratas lograron recuperar una media docena de cámaras.

Las victorias legislativas y en gubernaturas parecieron darle a los demócratas nuevas trifectas de poder en Colorado, Illinois, Maine, Nevada, Nuevo México y Nueva York. Los demócratas también acabaron con las trifectas republicanas en Kansas, Michigan, Nueva Hampshire y Wisconsin.

La mayoría calificada de los republicanos en el Congreso de Carolina del Norte se vino abajo, lo que complicará al Partido Republicano superar los vetos del gobernador demócrata Roy Cooper.

Sin embargo, a pesar de las victorias del martes, los demócratas todavía tienen el control total de gubernaturas y legislaturas en aproximadamente un tercio menos de estados que los republicanos.

Los triunfos demócratas son una mera “onda” en el control legislativo republicano, dijo Matt Walter, presidente del Comité Republicano de Liderazgo Estatal.

“No es una ola, diré que se quedaron a años luz de lo que debieron hacer” durante una elección de medio periodo en donde los republicanos tenían que defender muchos más escaños, dijo Walter.

___

David A. Lieb está en Twitter como: http://twitter.com/DavidALieb

AP RADIO
Update hourly