COLUMBIA, Carolina del Sur, EE.UU. (AP) — Las personas en relaciones homosexuales en Carolina del Sur deberían tener las mismas protecciones legales contra violencia doméstica que tienen las parejas heterosexuales, falló el miércoles la corte suprema del estado, que declaró inconstitucional parte de la ley de violencia doméstica del estado.

La corte consideró el caso de una mujer que trató de obtener una orden de protección contra su ex prometida, y se le negó.

En su forma actual, la ley del estado define “miembros del hogar” como cónyuge, ex cónyuge, personas con un hijo común, u hombres y mujeres que viven o han vivido juntos. No incluye a parejas homosexuales no casadas.

El juez Costa Pleicones, que escribió la opinión de la mayoría, dijo durante argumentos orales que marzo del 2016 que sentía que la ley era “claramente inconstitucional en su impacto discriminatorio contra las parejas del mismo sexo”. Les pidió a los abogados que propusiesen un remedio. Bakari Sellers, abogado de la mujer que presentó el caso, argumentó que la cláusula de violencia doméstica podía ser cambiada para incluir a todas las parejas.

En su opinión escrita, Pleicones apuntó que los legisladores a lo largo de los años han lidiado con la definición de “miembros del hogar” cubiertos por las protecciones contra violencia doméstica de 1994, cambiando la redacción de “personas” que viven juntas a “hombre y mujer”. En el 2015, durante una reforma masiva de la ley de violencia doméstica en Carolina del Sur, los legisladores hicieron cambios para hacer más severas las penalizaciones por violencia doméstica, pero dejaron intacta la definición basada en géneros.

___

Kinnard está en http://twitter.com/MegKinnardAP .