NUEVA YORK (AP) — El fabricante de microprocesadores Broadcom hizo una oferta no solicitada de 130.000 millones de dólares por su rival Qualcomm, el mayor ofrecimiento jamás hecho en la industria tecnológica que enfrentará un intenso escrutinio regulatorio, se conoció el lunes.

La empresa dijo que no hubiera hecho la propuesta de compra si no confiara en que sus clientes globales “la aceptarán”.

No queda claro a quién se refería Broadcom, pero Apple es el principal cliente de Qualcomm. Ambas están en una batalla legal porque Apple se niega a pagar derechos que le pertenecen a Qualcomm por algunas funciones del iPhone.

Los analistas de la industria creen que si Apple no cuestiona el acuerdo, Broadcom habrá superado un obstáculo importante.

"Dada la importancia de Apple, creemos que este acuerdo no avanzará a menos que Apple esté a bordo", escribieron los analistas de la firma William Blair.

Anil Doradla, de William Blair, también escribió que la reciente decisión de Broadcom de trasladar su sede legal de Singapur a Estados Unidos, probablemente adoptaría un "enfoque más amable hacia los participantes clave de la industria de los teléfonos móviles" e intentaría resolver las disputas legales existentes de Qualcomm.

La semana pasada, el presidente Donald Trump apareció en público con Hock Tan, director general de Broadcom Corp. y dijo que la empresa cambiará su dirección legal de Singapur a Estados Unidos.

Ya ha habido una amplia consolidación en el sector de los microprocesadores y la unión de dos gigantes podría crear un productor colosal.

Como parte de su oferta, Broadcom ofrece 60 dólares por acción en efectivo y 10 dólares en acciones a los inversionistas de Qualcomm. Broadcom dice que su propuesta es 28% mayor al precio de cierre de los títulos comunes de Broadcom el 2 de noviembre, el último día de cotización "no afectada" de las empresas.

Además, ofrece asumir la deuda de 25.000 millones de dólares.

“No haríamos esta oferta si no confiáramos en que nuestros clientes globales aceptarán la combinación propuesta”, dijo Tan en un comunicado difundido el lunes. “Con mayor escala y una más amplia diversificación de producto, la empresa combinada estará posicionada para entregar más soluciones avanzadas para nuestros clientes mundiales y ofrecer mejor valor a los accionistas”.

Qualcomm, con sede en San Diego, dijo que está revisando la oferta y que no comentará hasta que su junta la analice en su totalidad.

Broadcom Limited, que fabrica chips de comunicaciones que se venden en todo el mundo, informó la semana pasada que cambiará su dirección a Delaware una vez que los accionistas aprueben el cambio. Para efectos contables, la medida regresará a Estados Unidos 20.000 millones de dólares en ingresos anuales. Hace poco la empresa reportó 13.200 millones de dólares en ingresos anuales a nivel mundial.

La semana pasada Qualcomm reportó ingresos de 22.300 millones de dólares en el año fiscal 2017.