HONG KONG (AP) — Los candidatos pro democracia de Hong Kong recuperaron sólo dos de cuatro escaños en unas elecciones cruciales de esta región semiautónoma china, según los resultados definitivos difundidos el lunes.

El conteo muestra que la oposición perdió cierto terreno ante sus rivales pro Beijing, los cuales gozaron de formidable financiación en la contienda por algunos escaños de la legislatura semidemocrática de la ciudad.

Las cuatro bancas figuran entre las seis que quedaron vacantes cuando un grupo de legisladores fue expulsado tras una controversia en 2016 acerca de sus juramentaciones, las cuales utilizaron para desafiar al poder central de China.

El activista poco conocido Au Nok-hin ganó una crucial batalla. Fue inscrito de último momento después de que las autoridades rechazaron a la principal aspirante del bando pro democrático, Agnes Chow, de 21 años, para la plataforma política de su partido.

La descalificación de legisladores y candidatos suscitó temores entre activistas y grupos internacionales de que el gobierno de Hong Kong, que tiene el apoyo de Beijing, esté asumiendo una postura cada vez más intransigente hacia la disidencia.

“No diré que el resultado de hoy es una victoria”, señaló Au después del anuncio de sus resultados. “Yo diría que es sólo una victoria hueca, porque hemos pagado un precio bastante alto por ella. El bando democrático ha enfrentado grandes represiones debido a la turbulencia política de estos años”.

Au había descrito la votación como un referendo sobre la democracia en Hong Kong, pero la perspectiva del desarrollo democrático se ve cada vez más distante después de que el parlamento de China, que en realidad está al servicio del gobierno, aprobó el domingo abolir los límites de los periodos presidenciales, lo que le permite al presidente Xi Jinping mantenerse en el poder indefinidamente.

Bajo la política de “un país, dos sistemas”, Beijing se comprometió a permitir que Hong Kong mantenga una amplia autonomía y libertades civiles después de que la ciudad regresara a la soberanía china al concluir el dominio británico en 1997, pero crecen los temores de que las autoridades comunistas de China hayan decidido dar marcha atrás en ese compromiso.

___

Los periodistas de The Associated Press Josie Wong y Rafael Wober contribuyeron a este despacho.