AP NEWS
Related topics

Diamante Eléctrico explora el lado femenino en “Buitres”

September 24, 2018

En esta foto del 18 de septiembre del 2018, Juan Galeano, vocalista de Diamante Eléctrico, posa en la Ciudad de México. La banda colombiana de rock presentará las canciones de su más reciente álbum, "Buitres", el miércoles 26 de septiembre en el Lunario del Auditorio Nacional. (AP Foto/Berenice Bautista)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Diamante Eléctrico convoca a las chicas con su álbum “Buitres”, una producción en la que exploran la femineidad con invitadas como la violinista Anna Bulbrook de The Bulls y el grupo mariachi Flor de Toloache.

“Las chicas son las que mueven este negocio, porque así no estén detrás de cómo se hace un disco, siempre están en él después de todo”, dijo el vocalista y bajista de Diamante Eléctrico Juan Galeano en una entrevista reciente con The Associated Press.

La banda de rock colombiana debutará el miércoles en el Lunario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México para presentar los temas de su más reciente producción y tras esto dará conciertos en Monterrey (jueves) y Guadalajara (sábado) en los que estrenará nuevas versiones de temas ya conocidos como “Días raros” y “Las horas”. En el Lunario tendrán como abridores a Marcela Viejo y la banda Sierra León.

“Buitres”, lanzado el 7 de septiembre, llega dos años después de “La gran oscilación”, por el que ganaron su segundo Latin Grammy con la canción “Déjala rodar”. El primero fue al mejor álbum de rock por “B” en 2015.

El lado femenino de su nuevo disco se nota no solo en la portada, creada por la vocalista de la banda The Kills Alison Mosshart, sino en sus invitadas: la violinista estadounidense Anna Bulbrook, de The Bulls, y el mariachi femenino de Nueva York Flor de Toloache en la cadenciosa “No me lo pidas”, la cual incluye trompetas, violines y guitarras acústicas.

“El disco viene cargado de energía de mujer y eso me parece súper”, dijo Galeano.

A las integrantes de Flor de Toloache las conocieron en un concierto del Latin Grammy en el que ellas tocaron una versión de “Billie Jean” de Michael Jackson que los impresionó. Tras reunirse en los estudios Electric Lady en la Gran Manzana, lograron una colaboración plena en la cual ambas partes tuvieron total libertad creativa.

“Las trajimos al mundo del rock and roll y ellas nos trajeron al mundo del mariachi, pero nos reunimos a la mitad”, señaló el vocalista, para quien el mariachi y el rock “tienen el mismo espíritu”.

“El sentimiento que nos une es el mismo: ese dolor constante del desamor y las chicas y el trago. Me identifico con eso, pero si viene de un mariachi solo de chicas es todavía más loco”, apuntó.

El mantra con el que crearon “Buitres”, un disco de nueve piezas en el que Galeano dice que no hubo una sola canción de relleno, fue “bajemos un poquito la estridencia, subamos un poquito el ritmo”. En parte lo hicieron influenciados por el hip hop de Anderson .Paak y el soul de Marvin Gaye, dijo.

“Buitres” marcó un cambio en su manera de grabar, pues sus producciones anteriores las habían hecho en vivo y en bloque (con todos los miembros de la banda tocando al mismo tiempo las canciones completas en el estudio). Esto lo hacían tras ensayar por meses, de manera que su disco debut “Diamante Eléctrico” lo grabaron en una semana y “B” en una sola noche.

Con “La gran oscilación” (2016) experimentaron más, aunque también se grabó en vivo y con cintas análogas. Pero en el caso de “Buitres”, coproducido con Mauricio García, nunca tocaron las canciones completas antes de entrar al estudio, sino que las lograron en él y recurrieron a beats digitales.

“El primer día nos demoramos un día completo solamente estudiando la batería, un día completo de estudio, 14 horas”, dijo Galeano. Lo que más tiempo les llevó fue grabar las guitarras, en las que trabajaron por meses. “Las guitarras fueron un gran reto, pero finalmente son las que le dieron la gran identidad, esa parte de rock and roll pero también son etéreas”.

La banda creada en 2012, que completan Daniel Álvarez (guitarra) y Andee Zeta (batería), rinde homenaje a la capital del estado mexicano de Yucatán con “Mérida”.

“Cuando llegué a la ciudad sentí una energía súper melancólica, como si ya hubiera estado ahí”, dijo Galeano. La canción “habla de una relación como ruinas, como los vestigios y lo que quedó, pero que a pesar de que pueden pasar cientos de miles puede todavía pasa ahí. Es una gran analogía entre el amor y una gran civilización antigua”.

Su gusto por México va más allá de lo turístico; recientemente Galeano se mudó a la capital mexicana. “Ya me trata increíble desde que llegué, solo buena vibra”, apuntó. Y dijo que espera que Álvarez y Zeta también se muden eventualmente a este país.

“Hacia la noche” es quizá el tema más pop del disco, pero no hay que dejarse engañar por el ritmo, pues a decir de su vocalista hay algo mucho más retorcido detrás.

“Habla de todas las cosas con las que te puedes salir con la tuya en la noche” dijo. “En la oscuridad han pasado las mejores cosas de mi vida: sexo, drogas, rock and roll. Los mejores shows pasan de noche”.

AP RADIO
Update hourly