AP NEWS
Related topics

Monterrey vence a Tigres y se corona en la CONCACAF

May 2, 2019
1 of 2
Los jugadores del Monterrey festejan tras vencer a Tigres en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, el miércoles 1 de mayuo de 2019 (AP Foto/Rebecca Blackwell)

MONTERREY (AP) — Los brindis se hacen con una copa en la mano, y eso fue lo que hizo el entrenador del Monterrey, Diego Alonso.

Sentado a un lado de la copa que lo acredita como campeón de la CONCACAF, Alonso dedicó el triunfo a los aficionados de su equipo que durante año y medio esperaron el momento de cobrar venganza ante Tigres, el acérrimo adversario en esta ciudad del norte de México.

El zaguero argentino Nicolás Sánchez anotó de penal en la primera parte y los Rayados saldaron una cuenta pendiente con Tigres, al derrotarlo el miércoles por un global de 2-1 para proclamarse monarca de la Liga de Campeones de la CONCACAF por cuarta ocasión en su historia.

Sánchez convirtió desde los 12 pasos a los 26 minutos para adelantar a los Rayados. El francés André-Pierre Gignac salió del banquillo para nivelar el encuentro de vuelta a los 85, pero los Rayados habían ganado 1-0 en la ida como visitantes y ésa fue la diferencia para conseguir su cetro más importante desde que se coronaron tricampeones de este torneo en la edición 2012-13.

“Esto es para el público, se lo merecen por todo lo que han tenido que aguantar, se lo dedicamos a ellos, también a los jugadores que han sufrido mucho pero el público de Monterrey se merecía la posibilidad de una revancha de este calibre ante un equipo como Tigres”, dijo Alonso. “Estamos orgullosos de representar a Monterrey a una institución con estos valores”.

Monterrey pasó los últimos meses aguardando el momento de superar a Tigres, que en diciembre del 2017 le ganó un cetro de liga en su propio estadio, una afrenta que pesó mucho en el orgullo de su afición.

El logro es el más importante para Monterrey desde que se coronó en CONCACAF hace seis años a pesar de que año con año realiza millonarias inversiones. Después de eso, los Rayados sólo lograron un título de Copa en el Apertura 2017, que fue un campeonato que supo a poco porque ocurrió días después de perder la final de liga ante Tigres.

“Se dio de forma increíble el poder jugar por el título más importante del área, que te lleva a un Mundial de Clubes, y hacerlo contra Tigres es mejor”, dijo Alonso, quien no estaba con el equipo en ese momento. “Enfrentarlos luego de año y medio de esa final aunque no estábamos aquí, lo tomamos como un reto propio, porque asumimos el pasado del equipo con responsabilidad y sabíamos que teníamos una oportunidad y que debíamos aprovecharla”.

Los Rayados no son campeones de liga en México desde el torneo Apertura 2010 a pesar de que cada torneo figuran entre los equipos que más invierten en su plantilla. Actualmente, poseen la nómina más elevada en el fútbol local con 91,15 millones de dólares.

Ahora, Monterrey podría sacarle más provecho a esa inversión, porque también es candidato a pelear por el título del Clausura 2019, donde actualmente es tercero de la tabla, sólo superado por Tigres y León.

“Firmamos contrato por tres años y este título no va a cambiar la tesitura, vamos por todo”, agregó Alonso. “Desde el primer momento sabíamos que este es un club modelo que te exige pero te deja trabajar y te da herramientas para hacerlo bien, la dirigencia creó un monstruo y ahora nosotros somos los encargados de que el monstruo este hambriento cada año y que quiera ganar y competir por los títulos”.

Para Tigres, el revés es muy doloroso por tratarse de Monterrey pero también porque no se puede sacudir el estigma se ser un equipo que no gana títulos internacionales. Los universitarios perdieron su tercera final de la CONCACAF en los últimos cuatro años.

Antes sucumbieron con América (2015-16) y con Pachuca (2016-17).

Tigres perdió también la final de la Copa Libertadores de 2015 frente a River Plate.

“Me deja triste porque una vez más no logramos el objetivo que pretendíamos. La gente piensa que esta institución no le da el valor (a los campeonatos internacionales) pero si no se lo diéramos no estaríamos tres veces en final”, dijo el entrenador brasileño de Tigres, Ricardo Ferretti. “Perdimos las tres veces y hoy como en las anteriores nos vamos tristes y con un mal sabor de boca”.

Rayados se puso adelante después de que Luis Rodríguez derribó a Rodolfo Pizarro dentro del área para un penal que Sánchez convirtió con un tiro al costado izquierdo de su compatriota Nahuel Guzmán, quien se venció al lado opuesto.

Tigres no tuvo una gran aproximación sino hasta los 53, cuando el artillero francés Gignac conectó un remate de cabeza que obligó al portero argentino Marcelo Barovero a realizar una espectacular desviada para evitar el tanto.

Gignac, recuperado recién de una lesión en la rodilla que lo alejó varias semanas de las canchas, ingresó en el partido hasta el segundo tiempo, una decisión que Ferretti defendió como “táctica”.

“Si me resulta entones soy un genio y si no soy un burro”, dijo Ferretti molesto. “Estamos decepcionados porque nos preparamos para lograr los títulos y no los logramos, estamos tristes porque este es uno de esos logros que estamos buscando constantemente”.

Gignac le puso drama a los últimos minutos aprovechando un centro por la derecha para tirarse una tijera espectacular. El balón entró pegado al poste izquierdo de Barovero, quien se lanzó adecuadamente pero no alcanzó a desviar la pelota y después de eso, los universitarios no volvieron a inquietar a Rayados.

Y con un título, Alonso acalló las críticas de algunos hinchas de Monterrey, el equipo que lo contrató en 2018, dos años después de que el uruguayo fue su verdugo en una final de liga, dirigiendo a Pachuca.

“Cuando arreglé con Monterrey me dijeron que les debía dos títulos, uno que les gané con Pumas (como jugador) y otro con Pachuca. Ya está el primero y vamos por otros para tener un superávit”, recalcó Alonso.