AP NEWS
Related topics

Brasil: Suben homicidios en estado fronterizo con Venezuela

August 29, 2018

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 9 de marzo de 2018, unos venezolanos avanzan con su equipaje tras cruzar la frontera entre Brasil y Venezuela en la ciudad de Pacaraima, en el estado brasileño de Roraima. (AP Foto/Eraldo Peres, archivo)

SAO PAULO (AP) — Un estado brasileño en el centro de la crisis migratoria venezolana tuvo la tasa de homicidios más elevada de Brasil durante el primer semestre, según datos publicados el martes.

Entre enero y junio, hubo 27,7 homicidios por cada 100.000 personas en Roraima, un estado pobre en el norte de Brasil fronterizo con Venezuela, según datos del Monitor de Violencia. Río Grande do Norte, con 27,1 homicidios por 100.000 habitantes, tuvo la segunda tasa más elevada, seguido por Ceara y Acre, ambos con 26.

Tras la publicación de los datos, el presidente brasileño Michel Temer anunció que enviará al ejército a restaurar el orden en Roraima.

En los últimos tres años, Roraima, como muchos estados brasileños, se ha convertido en la escena de una intensa batalla territorial entre organizaciones criminales. Durante el mismo periodo, también ha sido puerta de entrada a Brasil de los venezolanos que huyen de la crisis política y económica de su país.

“Lo que vemos es que hay una clara sensación de fragilidad en las instituciones locales para lidiar con el temor de la gente, quienes empiezan a pensar que el estado no tiene ley”, dijo Bruno Paes Manso, investigador del Centro de Estudios de Violencia en la Universidad de Sao Paulo. El centro participó en la formación del Monitor de Violencia.

“Esto lleva a la gente a defenderse por sí mismas... tienes esta percepción: gente que llega de todas partes, el crimen domina, y los homicidios se multiplican en estos contextos”, manifestó.

Pobre y aislado, el estado de Roraima ha pasado apuros para lidiar con el influjo desde Venezuela, donde el colapso de las instituciones y la crisis económica han orillado a 2,3 millones de personas a huir, según cálculos de la ONU. Decenas de miles han llegado a Brasil, en gran parte a Roraima. Muchos viven en las calles y se ha relacionado el brote de sarampión en Brasil a su llegada, con 300 casos detectados en Roraima.

“Brasil no confronta una crisis migratoria. Roraima confronta una crisis migratoria”, escribió este fin de semana la gobernadora del estado, Suely Campos, en un artículo de opinión en el periódico Folha de Sao Paulo.

Por su parte, las autoridades de Colombia y Perú, que reciben el mayor número de migrantes venezolanos, anunciaron el martes que compartirán una base de datos sobre los ciudadanos de Venezuela que entran, permanecen y salen de sus países para facilitar la toma de decisiones en política migratoria.

El director de Migración Colombia, Christian Kruger, dijo en rueda de prensa junto al superintendente Nacional de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla, que la información compartida _que incluirá cifras sobre salud, educación y seguridad_ servirá para “implementar mecanismos” para enfrentar una problemática que provoca efectos en la región. Añadió que no tienen contacto con las autoridades migratorias venezolanas, lo cual hace todo más “complejo”.

Sevilla comentó que ingenieros de las agencias migratorias de ambos países trabajan en un sistema de información que permitirá conocer “en tiempo real” los datos que se acumulan en los puestos fronterizos.

Buscamos una migración “ordenada y segura”, dijo Sevilla, quien invitó a Ecuador a unirse a la iniciativa. A la cita de dos días a puertas cerradas también asistió un representante de Brasil como observador, dijo Kruger.

Al mismo tiempo, Perú declaró en emergencia por 60 días a tres distritos fronterizos con Ecuador _Aguas Verdes, Zarumilla y Tumbes_ por un “inminente peligro” en la afectación de la atención de los servicios de salud y de saneamiento debido al incremento de la migración venezolana. La medida permitirá un uso más rápido del presupuesto para atender la demanda.

En Ecuador, el canciller José Valencia dijo a periodistas que se prolonga hasta el 30 de septiembre “la declaratoria de emergencia” que facilita las actividades de involucrados en la gestión de esta situación migratoria. Tal declaración se mantiene en las provincias de Carchi (fronteriza con Colombia), El Oro (fronteriza con Perú) y Pichincha (donde está Quito) para atender el éxodo de los venezolanos.

Horas antes, 89 venezolanos arribaron a Caracas procedentes de Lima en un vuelo financiado por el gobierno de Nicolás Maduro. Algunos de los viajeros, visiblemente emocionados, dijeron a la estatal Venezolana de Televisión que decidieron retornar porque enfrentaron una dura situación y se les hizo cuesta arriba mantenerse en Perú.

El gobierno venezolano expresó en un comunicado que los repatriados reportaron que fueron sometidos a “indecibles vejaciones, a trato cruel e inhumano, a muestras infames de xenofobia y de delitos de odio”.

Por la noche, Maduro indicó que ese grupo de venezolanos acudieron a la embajada de Venezuela en Lima “desesperados” solicitando ayuda para regresar.

Maduro manifestó que los venezolanos se fueron del país escuchando “el canto de sirenas” que prometía un futuro mejor, pero de acuerdo con sus testimonios, “lo que consiguieron en Perú, Lima, es racismo, desprecio, persecución económica, esclavismo”.

Venezuela atraviesa una compleja crisis económica y social agravada por la caída de los ingresos petroleros, la hiperinflación, una severa escasez de alimentos y medicinas, y una fuerte recesión. Las autoridades sostienen que la crisis es consecuencia de una “guerra económica” emprendida por opositores y empresarios.

Para hacer frente a la crisis Maduro aplicó este mes una reconversión monetaria que eliminó cinco ceros al bolívar, dispuso un alza a 16% del Impuesto al Valor Agregado, aumentó los controles de precios, estableció una tasa única de cambio que representó una fuerte devaluación e incrementó más de 3.000% el salario mínimo.

A su vez ofreció a los venezolanos que han emigrado un plan de ayuda estatal para animarlos a regresar.

Las recientes medidas han sido cuestionadas por analistas y empresarios que han advertido que el programa económico agravará la recesión y la inflación, que según el Fondo Monetario Internacional podría cerrar este año en un millón por ciento.

___

La periodista de Associated Press Sarah DiLorenzo en Sao Paulo contribuyó a este despacho.

AP RADIO
Update hourly