AP NEWS
Related topics

Perú: militar obtuvo 10.000 dólares por cada vuelo con droga

October 23, 2015

LIMA, Perú (AP) — Un teniente del ejército peruano detenido por supuestamente permitir que avionetas de narcotraficantes transporten pasta básica de cocaína fuera del país cobraba 10.000 dólares por cada vuelo, dijo el viernes la fiscalía.

El teniente Wilmer Eduardo Delgado Ruiz, de 35 años, es el primer oficial del Ejército arrestado por supuestos cargos de narcotráfico en al menos una década.

La fiscal contra el crimen organizado Irene Mercado dijo a The Associated Press que las interceptaciones telefónicas legales realizadas a las conversaciones del militar demostraron que Delgado compartía los sobornos con sus superiores. “Se entiende que sí”, dijo Mercado. “En las conversaciones lo dejan entender que es para todos, para los jefes, para todos”, añadió.

El arresto de Delgado, ocurrido el jueves, es la consecuencia de una investigación de ocho meses, dijo la fiscal. Hace una semana un reportaje de la AP informó que el transporte aéreo hacia Bolivia de más de una tonelada diaria de pasta básica de cocaína ocurre ante la mirada de los militares que controlan el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la zona de mayor producción de droga del mundo.

La investigación de la AP consultó a policías antinarcóticos, fiscales, militares retirados, agentes activos y retirados de la agencia antidrogas estadounidense DEA, así como a un piloto acusado de narcotráfico quien afirmó que los comandantes militares locales cobran 10.000 dólares por cada vuelo.

Los militares peruanos han controlado por nueve años el valle, que abarca un área con una extensión similar a la de Irlanda y el jefe del comando especial del VRAEM, general César Astudillo negó el viernes que las fuerzas armadas hayan fracasado en su combate contra el narcotráfico.

“Jamás se ha combatido al narcotráfico como lo venimos haciendo ahora”, dijo y negó de forma enfática el reportaje de la AP.

Delgado informaba a los narcotraficantes cuando podían usar las aeropistas clandestinas sin ser vigilados, comentó la fiscal. Añadió que los sobornos eran transferidas por narcos locales a la cuenta bancaria de la esposa del militar y podrían ascender a 100.000 dólares pese a que la fiscal precisó que ella aún no ha visto personalmente los registros.

La fiscal comentó que no se puede descartar arrestos adicionales.

La policía dice que desde el VRAEM salen entre cuatro y cinco vuelos diarios cada uno con más de 300 kilos de pasta básica de cocaína. El piloto acusado de narcotráfico con el que la AP habló dijo que las avionetas aterrizan con no menos de medio millón de dólares para pagar la droga y los sobornos.

Delgado se enfrenta a 35 años de prisión si es declarado culpable de conspiración relacionada con el tráfico de drogas. Las autoridades tienen 15 días para acusarlo formalmente.

La investigación contra el oficial del ejército se inició en Lima y cuenta con el respaldo de la DEA que dirige un sistema de interceptación telefónica legal llamado “Constelación”, ubicado en el sexto piso del cuartel general de la dirección antidrogas de la policía peruana.

Las conversaciones telefónicas interceptadas del militar y los narcotraficantes fueron fundamentales para construir el caso contra él, dijo la fiscal. Añadió que había revivido el caso después de asumir el cargo a fines de mayo. Afirmó que su predecesor no había actuado pese a las pruebas y ella tuvo que reexaminarlas.

Las fuerzas armadas han estado luchando en el valle contra los últimos batallones de Sendero Luminoso que suman cerca de 60 combatientes, pero que la policía afirma que son uno de los cerca de 15 grupos narcotraficantes en el VRAEM. Delgado estaba asignado a un batallón antiterrorista en una de las 30 bases militares ubicadas en el valle.

Antes del informe de la AP publicado la semana pasada, los fiscales y la policía dijeron que a nivel nacional no existían militares bajo investigación por tráfico de drogas. Después, el ministro de Defensa Jakke Valakivi anunció en conferencia de prensa en el palacio de gobierno de Lima que su ministerio y el mando militar abrirían una investigación conjunta.

Valakivi también calificó de “tendencioso” al informe de la AP, mientras que el zar antidrogas Alberto Otárola dijo en una entrevista con el diario peruano La República que la investigación “irresponsablemente ofende la imagen del Perú”.

Perú se convirtió en el primer productor mundial de cocaína en 2012 tras superar a Colombia.

AP RADIO
Update hourly