JERUSALÉN (AP) — Un alto clérigo musulmán en Jerusalén dijo el miércoles que los fieles no regresarán a un disputado lugar sagrado de Jerusalén hasta que Israel retire las nuevas verjas y cámaras instaladas tras un ataque letal en el complejo.

La retirada de los detectores de metales instalados la semana pasada por Israel no es suficiente y se necesitan más medidas, explicó Ikrema Sabri, director del Comité Supremo Islámico. Los rezos masivos en protesta seguirán hasta que se abran las puertas del recinto amurallado y se retiren las barreras metálicas y las cámaras de seguridad, agregó. Un abogado que representa los intereses de los administradores musulmanes del lugar se pondrá en contacto con la policía israelí para transmitirle las demandas.

"No entraremos a la mezquita hasta que se cumplan estas cosas", declaró a The Associated Press. "Ahora estamos esperando la respuesta de la policía”.

Estas peticiones prepararían el escenario para un nuevo posible enfrentamiento antes de los rezos del viernes en la Explanada de las Mezquitas, cuando una multitud de fieles se congrega allí para el acto central de la semana religiosa musulmana, y amplía una crisis que Israel buscaba solucionar.

Israel instaló las nuevas medidas de seguridad a principios de mes en respuesta a un ataque perpetrado por palestinos desde el interior del complejo en el que murieron dos policías israelíes. Sometidas a una intensa presión, las autoridades israelíes decidieron retirar los detectores de metales y anunciaron que planean sustituirlos con sofisticadas cámaras de seguridad.

Israel dice que las iniciativas instaladas en el recinto fueron una respuesta natural y necesaria para evitar nuevos ataques, mientras que los palestinos señalan que está intentando ampliar su control en la zona.

El enfrentamiento pone de manifiesto la profunda desconfianza entre israelíes y palestinos en lo relativo al complejo, que es el tercer lugar sagrado del islam y el primero del judaísmo.

La explanada de 15 hectáreas (37 acres) ubicada en la Ciudad Vieja de Jerusalén, conocida como Explanada de las Mezquitas entre los musulmanes y Monte del Templo entre los judíos, está en el centro del conflicto entre israelíes y palestinos, y ya provocó importantes confrontaciones en el pasado.

____

Daraghmeh informó desde Ramala, Cisjordania.