TIRANA, Albania (AP) — La Federación Albanesa de Fútbol exhortó a las autoridades de Albania a impedir la extradición a Serbia de un hombre acusado de volar un dron con la bandera nacionalista sobre la cancha durante un partido en Serbia, hecho que detonó actos de violencia entre jugadores y aficionados.

Ismail Morinaj fue detenido en Croacia en junio con base en una orden de arresto de Serbia. Una corte en Dubrovnik aceptó esta semana extraditar al albanés de 35 años a Belgrado.

En un comunicado emitido el sábado, la Federación Albanesa de Fútbol pidió al gobierno "intervenir dentro del contexto legal para detener la extradición de Ismail Morinaj a Serbia".

La federación aseguró que la familia de Morinaj seguiría luchando por impedir su extradición, y señaló que "está totalmente comprometida a explotar todas las vías institucionales y diplomáticas", subrayó el comunicado.

La violencia estalló en el partido de octubre de 2014 en las clasificatorias para la Eurocopa entre las selecciones de Serbia y Albania, cuando un dron con una pancarta con la bandera nacionalista albanesa voló sobre la cancha. El juego empatado sin goles fue suspendido después que aficionados de Serbia se lanzaron contra varios de los jugadores de Albania que habían tratado de agredir al futbolista serbio Stefan Mitrovic cuando retiró la bandera.

El máximo organismo del fútbol europeo otorgó al final la victoria a Albania, lo que dio al pequeño país de los Balcanes un boleto para la Eurocopa 2016, su primer torneo importante.

El primer ministro albanés Edi Rama ha negociado con las autoridades croatas en los últimos dos días "por la solución final del proceso", de acuerdo con otro comunicado de la federación.

El ministro de Justicia Gazmend Bardhi también ha pedido formalmente a las autoridades croatas no aprobar la solicitud de Serbia, argumentando que "el ciudadano albanés Ismail Morina está en peligro de sufrir una persecución o discriminación políticamente motivada".

Un grupo de aficionados albaneses, Rojo y Blanco, ha organizado una marcha por la capital de Albania, Tirana, para exigir al gobierno que intervenga.

Morinaj, oriundo del área nororiental de Kukes pero radicado en Italia, acude regularmente a partidos de la selección albanesa en el extranjero.

Su hermano Xhevair se quejó durante una entrevista con el canal de televisión Report TV sobre la falta de interés del gobierno y subrayó que la vida de Ismail podría estar en peligro en Serbia.

"Hacemos un llamado al gobierno albanés para que intervenga y frene la extradición a Serbia. Nosotros, como familia. Haríamos algo muy radical que sorprendería a todos", advirtió, sin dar detalles.

___

Semini está en Twitter como http://twitter.com/lsemini