AP NEWS

Autoridades en Houston se oponen a “burdel de robots”

September 28, 2018

HOUSTON (AP) — Una propuesta para crear un llamado “burdel de robots” en Houston está siendo rechazada por las autoridades locales y grupos comunitarios.

El alcalde dijo que la ciudad está revisando sus ordenanzas para determinar si pueden enfrentar los problemas de seguridad y salud públicas asociados potencialmente con ese giro comercial.

El alcalde Sylvester Turner indicó que no está tratando de ser la “policía de moralidad”, pero que ese negocio no es del tipo que él quiere que se abra en la ciudad.

“Necesitamos estar muy conscientes de lo que llega a nuestra ciudad y a lo que nuestros niños y otras personas estarían expuestos. Por ello quiero ser muy consciente al respecto”, declaró Turner el miércoles.

La compañía canadiense KinkySdollS anunció el mes pasado a través de su página de Facebook sus planes de abrir un “burdel de muñecas del amor” en Houston. La empresa abrió un sitio similar en Toronto en 2017.

La compañía no respondió el jueves a los mensajes en busca de comentarios.

En sus cuentas en redes sociales, KinkySdollS asegura que se trata de muñecas semejantes a los seres humanos, capaces de hablar y que se sienten cálidas al tacto, y están disponibles a la venta o renta.

Inspectores del ayuntamiento han visitado el sitio donde se pretende abrir el negocio y han ordenado al dueño solicitar un permiso de demolición luego de detectar obras de construcción que fueron realizadas sin los permisos correspondientes, informó Alanna Reed, una portavoz del departamento de obras públicas de Houston.

Reed agregó que su departamento no ha sido informado sobre cuándo el negocio planea empezar a operar.

Turner explicó que ha pedido a los departamentos legal y de salud de la ciudad que revisen todas las normas, incluyendo las relacionadas con negocios orientados al sexo, para ver si alguna de ellas cubrirá a este tipo de negocios.

La ciudad quizá tenga que modificar las normas actuales o crear una nueva “que limite o regule este tipo de negocios”, aseveró Turner.

Elijah Rising, una organización sin fines de lucro en Houston que está centrada en el combate al tráfico sexual, inició una petición en la página Change.org para que no se permita la apertura del burdel en la ciudad.

Annie McAdams, una abogada en Houston que ha representado a víctimas de tráfico sexual, se dijo preocupada de que un “burdel de robots” deshumanice aún más la actividad sexual y cosifique a la mujer.

Sin embargo, McAdams no cree que las autoridades de la ciudad logren impedir que el negocio abra sus puertas.

“Cualquiera de las leyes que actualmente aplican a lo que llamamos negocios de orientación sexual realmente no aplican a los robots. Estas leyes aplican a los seres humanos”, sostuvo.

AP RADIO
Update hourly