TOKIO (AP) — Tras una decisiva victoria electoral, el líder de Japón prometió el lunes que abordará lo que calificó como sus dos crisis nacionales: la amenaza nuclear de Corea del Norte y el envejecimiento y disminución de su población.

El primer ministro, Shinzo Abe, dijo en una conferencia de prensa que está comprometido con la protección de la prosperidad del pueblo japonés y la paz ante cualquier contingencia. Además se refirió a los ciudadanos nipones que fueron secuestrados hace años y que se cree siguen retenidos en Corea del Norte.

“Impulsaré una diplomacia decisiva y fuerte para bordar los problemas de misiles, nucleares y secuestros de Corea del Norte y ejercer más presión para que cambie su política”, señaló.

Su coalición de gobierno reforzó su poder en los comicios para renovar la poderosa cámara baja del país el domingo.

Según Abe, la disminución de la población y su envejecimiento es “el mayor reto” para sus políticas económicas, conocidas popularmente como “Abenomics”, que buscan recuperar al país de la deflación. “El problema está avanzando por minutos, y no podemos permitirnos esperar más”.

El mandatario prometió para final de año un amplio paquete para abordar los desafíos demográficos del país, incluyendo inversiones en educación, mejoras en productividad y una reforma del sistema de pensiones.

El Partido Liberal Democrático de Abe y un pequeño socio de coalición se aseguraron al menos 313 escaños de los 465 de la cámara baja, superando la barrera de los 310 diputados que dan una mayoría de dos tercios. Todavía quedan tres puestos por conceder.

Abe dijo que los resultados de los comicios mostraron el “fuerte apoyo” del pueblo, al que agradeció su respaldo a la estabilidad y a las políticas de su gobierno.

La victoria impulsó las probabilidades de Abe de ganar otro término de tres años en septiembre del próximo año como líder del Partido Liberal Democrático. Esto extendería su mandato hasta 2021, dándole más tiempo para ganar el apoyo de un público reacio a su objetivo a largo plazo de revisar la Constitución pacifista del país.

En el futuro inmediato, su triunfo significa que las políticas por las que Abe ha trabajado durante casi cinco años seguirán adelante: una postura más fuerte hacia Corea del Norte; relaciones más cercanas con Washington, incluso en materia de defensa; una política monetaria súper flexible e impulsar la energía nuclear. La bolsa de Tokio subió en sus operaciones del lunes por la mañana.

___

El periodista de The Associated Press Ken Moritsugu contribuyó a este despacho.