AP NEWS
Related topics

Kuczynski parece debilitarse tras renuncia de dos ministros

December 27, 2017

LIMA (AP) — El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski parecía debilitarse cada vez más tras la renuncia en una semana de dos ministros junto a tres legisladores oficialistas importantes, y los expertos dicen que el líder peruano está en manos del exmandatario Alberto Fujimori a quien indultó antes de la Navidad desatando furiosas protestas en el país sudamericano.

El ministro de Cultura Salvador del Solar renunció el miércoles, cinco días después que dimitiera el ministro del Interior Carlos Basombrío luego que el parlamento dominado por el partido fujimorista Fuerza Popular estuvo a punto de destituir a Kuczynski tras descubrirse vínculos del mandatario con Odebrecht cuando era primer ministro hace más de una década.

Del Solar, un abogado y director de cine, confirmó su dimisión en su cuenta de Twitter pero no especificó los motivos. “He presentado mi renuncia al cargo de Ministro de Cultura. Agradezco al Presidente de la República por haberme dado la oportunidad de servir a nuestro país”, dijo de forma escueta.

Un consejero presidencial, tres legisladores oficialistas y varios funcionarios de rango medio también habían renunciado durante la semana.

″(Ahora Kuczynski) es un ‘fujimoridependiente’, no tiene aliados... estamos delante de una situación sumamente difícil, su forma de hacer política lo está llevando a una extrema debilidad y dependencia”, planteó a la radio local RPP Fernando Tuesta, un profesor de Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Católica de Perú.

Kuczynski indultó a Fujimori, sentenciado a 25 años de prisión por el asesinato de 25 peruanos, tres días después de sobrevivir a una votación de destitución del Parlamento donde a última hora fue salvado por la abstención en el voto de legisladores de una facción minoritaria del partido fujimorista ligada a Kenji Fujimori, el hijo menor del exgobernante.

El Parlamento descubrió que una empresa del presidente había realizado asesorías por 782.000 dólares para la brasileña Odebrecht mientras Kuczynski era primer ministro del entonces presidente Alejandro Toledo (2001-2006). Kuczynski había negado los nexos con Odebrecht, pero ahora es investigado por la fiscalía.

Keiko Fujimori, la hija mayor del indultado, dirige la facción mayoritaria de Fuerza Popular que tiene contra las cuerdas a Kuczynski desde que éste venció por un mínimo margen de votos a Keiko en las elecciones presidenciales de 2016.

Pese a que el mandatario lo niega, la libertad de Alberto Fujimori es percibida por quienes protestan como una “negociación política” de Kuczynski con el ala fujimorista de Kenji Fujimori para salvar su puesto y ocurre cuando el presidente posee apenas un 18% de popularidad, según una encuesta de Ipsos Perú, el nivel más bajo de aprobación en sus 17 meses de gobierno.

Alberto Fujimori, de 79 años, permanecía en una clínica de Lima recuperándose de una arritmia, según su médico Alejandro Aguinaga. En la víspera el expresidente, que gobernó con mano dura durante un decenio, pidió “perdón” a quienes defraudó durante su gestión, pero omitió referirse a los familiares de las víctimas por cuyos asesinatos fue sentenciado.

Fujimori también indicó que se comprometía a “apoyar” el llamado a la reconciliación solicitado por Kuczynski, en una muestra de menor animadversión hacia el débil presidente.

Sin embargo, los familiares de las víctimas rechazaron el llamado a la reconciliación.

“Se nos roba el derecho a la justicia”, dijo a la prensa Gisela Ortiz, cuyo hermano fue asesinado por el escuadrón de la muerte que actuó, según la justicia, bajo el conocimiento de Fujimori y cometió las 25 ejecuciones por la cual el exgobernante fue condenado en 2009.

Carlos Rivera, abogados de las víctimas, dijo que pedirán anular el indulto a Fujimori apelando a “la jurisprudencia del Sistema Interamericano” que indica que una resolución suprema que usó Kuczynski para el indulto “tiene un menor valor normativo que una ley o una sentencia de la Corte Suprema de Justicia” que condenó a Alberto Fujimori en 2009.

La primera ministra Mercedes Aráoz admitió que Perú estaba “dividido” tras el indulto y el nuevo ministro del Interior Vicente Romero dijo que el jueves será un día “difícil” para la policía por una anunciada protesta nacional convocada por los opositores al fujimorismo, quienes en 2016 ayudaron a Kuczynski a llegar al poder y ahora lo consideran “traidor”.

El miércoles en la región andina de Cusco, la antigua capital del imperio inca, más de doscientos universitarios protestaron contra el indulto, derribaron parte del muro perimétrico del aeropuerto internacional y fueron rechazados con bombas lacrimógenas por la policía. La agencia estatal de noticias Andina reportó seis detenidos por los agentes.

AP RADIO
Update hourly