DETROIT (AP) — Un médico del deporte acusado de abusar sexualmente de varias jovencitas mientras trabajaba para la federación estadounidense de gimnasia y la Universidad Estatal de Michigan se declarará culpable de varios cargos e irá a prisión al menos durante 25 años, dijo el martes una persona enterada del acuerdo extrajudicial.

La persona habló con The Associated Press a condición de permanecer anónima, por no tener autorización de hacer declaraciones sobre el arreglo antes de una audiencia prevista para el miércoles, en la que el doctor Larry Nassar deberá comparecer ante una corte del condado de Ingham, Michigan.

El médico de 54 años está acusado de abusar de siete jovencitas, incluidas seis gimnastas. En la mayoría de los casos, haría cometido los abusos mientras fingía que les daba tratamiento a las gimnastas en su vivienda ubicada cerca de la ciudad de Lansing y en una clínica del campus. Nassar enfrenta cargos similares en un condado vecino, así como demandas interpuestas en nombre de más de 125 mujeres y niñas.

Las gimnastas olímpicas Aly Raisman y McKayla Maroney figuran entre las mujeres que han revelado públicamente haber sido víctimas de Nassar.

Por la noche, se les unió Gabby Douglas, campeona del all-around en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, quien escribió en Instagram que esperó mucho tiempo antes de revelar los abusos pues era parte de un grupo “condicionado para guardar silencio”.

Douglas, quien conquistó tres preseas olímpicas de oro, incluyó la revelación en un mensaje en que se disculpó por los comentarios que hizo la semana pasada en las redes sociales. Había sugerido entonces que las mujeres vistieran de forma discreta, para prevenir los abusos.

La gimnasta dijo que sus opiniones, borradas posteriormente, fueron sacadas de contexto.

“No consideré que mis comentarios como víctimas fueran vergonzosos porque sé que, sin importar cómo vistas, ello NUNCA da a nadie el derecho de abusar de ti”, escribió Douglas, de 21 años.

El acuerdo para que Nassar se declare culpable contempla una sentencia mínima de 25 años de prisión, pero el juez podría elevarla incluso a 40 años. En Michigan, los presos pueden obtener la libertad condicional después de cumplir la sentencia mínima.

Las gimnastas han testificado que Nassar las tocó en forma indebida, incluso en ocasiones en que los padres de algunas se encontraban en la misma habitación. Normalmente, las gimnastas acudían al médico para que las tratara de distintas lesiones relacionadas con su deporte.

“Él convencía a las niñas de que éste era algún tipo de tratamiento legítimo”, dijo la subsecretaria estatal de justicia Angela Poviliatis a mediados de año, en su argumentación ante un juez. “¿Por qué lo cuestionarían? ¿Por qué cuestionarían a este dios de la gimnasia?”

Nassar enfrenta acusaciones similares en el condado de Eaton, donde se ubica un club de elite de gimnasia. Espera también sentencia en una corte federal, por cargos de pornografía infantil.