LEVERKUSEN, Alemania (AP) — El actual campeón del mundo, Alemania, derrotó el viernes a Arabia Saudí por 2-1, para lograr una victoria oportuna, pero nada impresionante, una semana antes comenzar la defensa de su título en Rusia.

Sin ganar en sus últimos cinco partidos amistosos desde que aseguró su clasificación al Mundial con un récord perfecto de 10 triunfos en igual número de partidos, Alemania estaba dispuesta a enviar un mensaje cuatro días antes partir hacia su campamento base en Moscú, especialmente después de su deslucida derrota del sábado anterior por 2-1 antes Austria.

Pero la escuadra de Joachim Loew no pudo brillar de nuevo y tuvo que depender de que Mats Hummels evitara el gol del empate en el tiempo agregado, en un remate de Mohammad Al-Sahlawi.

Loew puso de inicio a su alineación más fuerte. Mesut Ozil, quien está recuperándose de una lesión en la rodilla, fue dejado fuera y Julian Draxler, del París Saint-Germain, ocupó el lugar del mediocampista del Arsenal.

Timo Werner adelantó al equipo de casa pronto en el juego, luego que Marco Reus le bajó el balón en el área chica. Fue un juego de un solo lado después, a pesar de que los visitantes crearon algunas oportunidades mientras el conjunto local se relajó antes del descanso

Justo cuando parecía que podía llegar el empate, Werner centró y Omar Hawsawi envió el balón a sus propias redes ante la presión de Thomas Mueller.

Hubo poco que destacar en la segunda mitad, además de los silbidos de los aficionados locales para Ilkay Gundogan luego de entrar al campo antes de la hora de juego. Gundogan al parecer desató enojo al posar con Ozil - otro jugador con raíces turcas - en fotos con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan en Londres el mes pasado.

Loew pidió aplausos a los aficionados, pero sólo algunos siguieron al técnico alemán.

El portero de Arabia Saudí, Abdullah Al-Mayouf, quien estuvo impresionante a lo largo del encuentro, desvió un remate de Gundogan apenas minutos después que ingresó al partido.

Marc-Andre ter Stegen, quien estuvo en el arco alemán en lugar de Manuel Neuer tras el descanso, detuvo un penalti de Al-Sahlawi, pero Taisir Al-Jassim estuvo atento al rebote para anotar.

El resultado fue mejor para las esperanzas mundialistas de Arabia Saudí que de Alemania. El equipo de Juan Antonio Pizzi abre el torneo contra el anfitrión Rusia, en Moscú, el jueves. Alemania comienza la defensa de su título contra México tres días después.