SAO PAULO (AP) — El paso de Ricardo Gareca en el fútbol brasileño apenas duró tres meses.

Palmeiras despidió el lunes al técnico argentino, dos días después de que el club perdió por octava ocasión en 13 partidos desde que asumió las riendas.

En el Brasileirao, Gareca sólo ganó uno de nueve partidos y dejó a uno de los clubes más populares del país en la zona de descenso sin aún llegar al punto medio del campeonato.

Palmeiras sorprendió a todos al contratar en mayo al técnico argentino y trató de respaldarlo pese a los malos resultados.

Pero la presión se tornó insostenible tras perder el sábado 1-0 de local ante Internacional, en abarrotado estadio Pacaembu.

"Estoy decepcionado con los resultados pero no con el club que es grande", dijo Gareca tras reunirse con los directivos del club en su sede de Sao Paulo. "Sólo puedo agradecerles por el apoyo".