AP NEWS
Related topics

Acercamiento, protestas... ¿Qué pasará con las dos Coreas?

January 24, 2018

Manifestantes queman una imagen del líder norcoreano Kim Jong Un en Seúl el 22 de enero del 2018. No está claro qué impacto puedan tener estos actos que los norcoreanos consideran inaceptables en el acercamiento que iniciaron las dos Coreas con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Photo/Ahn Young-joon)

SEÚL (AP) — Activistas norcoreanos destrozaron fotos del líder norcoreano Kim Jong Un el miércoles, un día después de que el norte advirtiese que ese tipo de actitudes podría descarrilar el proceso de reconciliación generado por los Juegos Olímpicos de Invierno a llevarse a cabo el mes que viene en el sur.

Parece poco probable que Corea del Norte haga algo drástico después de haber llegado tan lejos con este súbito acercamiento al sur tras un año de crecientes tensiones en torno al programa nuclear del norte. Pero la queja del norte plantea un interrogante: ¿Seguirá la buena voluntad después de los juegos de Pyoengchang, pautados del 9 al 25 de febrero?

Vistazo a los últimos acontecimientos relacionados con el deshielo entre las dos Coreas:

DESTROZANDO FOTOS DE KIM JONG UN

Un pequeño grupo de activistas, la mayoría de ellos desertores del norte, rompieron tres fotos de Kim y las tiraron al aire frente a los periodistas reunidos en el edificio de la Asamblea Nacional del Seúl.

Fue uno de varios actos realizados por conservadores que acusan al presidente sudcoreano Moon Jae-in de hacer demasiadas concesiones al norte. Sostienen que los norcoreanos han lanzado una “ofensiva en busca de la paz” tan cerca de los juegos olímpicos para debilitar las sanciones internacionales impulsadas por Estados Unidos y ganar tiempo para perfeccionar su arsenal nuclear.

El lunes entre 150 y 200 activistas y políticos pisotearon y quemaron una gran foto de Kim y una bandera de Corea del Norte cuando la banda musical de mujeres más popular del norte pasó junto a ellos durante una visita a Seúl.

Los norcoreanos respondieron diciendo que los manifestantes eran “descartes humanos” y “cadáveres vivientes”. La Comisión para la Reunificación Pacífica de Corea del Norte criticó al gobierno sudcoreano por no haber sabido prevenir esas manifestaciones de falta de respeto a su “líder supremo”.

“Si se suspenden los acuerdos norte-sur y la participación del norte en los juegos... la culpa será toda de los grupos conservadores y de las autoridades sudcoreanas”, expresó.

VISITAS INUSUALES

Por ahora siguen los inusuales intercambios, lo que hace pensar que Corea del Norte no piensa seriamente marginarse de los juegos.

Funcionarios sudcoreanos están visitando el norte esta semana para planificar presentaciones conjuntas durante la justa. Una avanzada del equipo norcoreano debería cruzar la fortificada frontera el jueves para inspeccionar las instalaciones, el centro de prensa y el Estadio Olímpico.

Esta semana otra delegación generó un frenesí periodístico. Hyon Song Wol, que encabeza la banda Moranbong, formada personalmente por Kim, llegó para inspeccionar las instalaciones donde actuarán 140 artistas --una orquesta, cantantes y bailarines-- durante los juegos. Las cámaras de televisión los siguieron por todos lados durante su visita de dos días.

UN SACRIFICIO CON FINES POLÍTICOS

La delegación norcoreana que llegará el jueves incluirá 12 jugadoras de hockey que formarán un equipo único con Corea del Sur.

El equipo unificado es objeto de un fuerte debate en Corea del Sur. Una encuesta indicó que el 70% de los consultados se opone a la idea porque privará a jugadoras sudcoreanas de la oportunidad de jugar.

El equipo único es una iniciativa del Comité Olímpico Internacional y la idea es que al menos tres norcoreanas participen en cada partido, lo que implica que tres sudcoreanas no podrán hacerlo.

“Es una situación dura porque nuestro equipo está siendo usado con fines políticos, pero sabemos que es algo que nos rebasa”, comentó Sarah Murray, la canadiense que dirige el equipo sudcoreano de mujeres. “Estamos haciendo historia, pero no podremos alinear todo nuestro equipo”.

MUCHA INCERTIDUMBRE

El acuerdo por el cual los deportistas de las dos Coreas desfilarán juntos bajo una “bandera de la unificación” que muestra toda la península ha sido cuestionado por los conservadores, que preguntan por qué el equipo sudcoreano no puede portar su bandera en su propia tierra.

A pesar de la oposición, el gobierno de Moon espera que la buena voluntad generada por los juegos ayude a reanudar las conversaciones diplomáticas para contener el programa nuclear norcoreano.

Corea del Norte, no obstante, ha dicho que no hablará de su programa nuclear durante las actuales charlas y algunos expertos pronostican que podrían surgir problemas durante los juegos.

___

El reportero de la Associated Press Kim Tong-hyung colaboró con este despacho.

AP RADIO
Update hourly