JERUSALÉN (AP) — Una compañía energética israelí anunció el lunes un contrato de 15.000 millones de dólares para suministrar gas natural a Egipto, es el mayor acuerdo alcanzado hasta ahora para la naciente industria gasífera israelí.

Delek Drilling y su socio estadounidense, Noble Energy, firmaron un acuerdo para vender un total de 64.000 millones de metros cúbicos de gas en un periodo de 10 años a la compañía egipcia Dolphinus Holdings.

Yossi Abu, director ejecutivo de Delek Drilling, calificó al pacto como “una gran noticia” para ambos países.

Añadió que la mayoría del gas será utilizado para consumo nacional, pero predijo que podría convertirse en el camino para una cooperación más amplia y para ayudar a convertir a Egipto en un centro de exportación de gas israelí.

“Creo que lo más importante es certificar que Egipto se está convirtiendo en el centro de exportación de gas para la región”, expresó.

Gary Willingham, vicepresidente ejecutivo de operaciones para Noble Energy, afirmó que “estos acuerdos continúan demostrando la fortaleza del mercado regional para nuestro gas natural en el Mediterráneo Oriental”.

Egipto fue el primer país árabe en firmar un acuerdo de paz con Israel, en 1979, pero los acuerdos económicos han sido difíciles de concretar, debido al apoyo que hay por parte de los egipcios hacia los palestinos. De momento, no había comentarios de los funcionarios egipcios.

El gas provendrá del yacimiento gasífero israelí Tamar, que ya está en funcionamiento, y del yacimiento "Leviathan", el cual es más grande pero comenzará a operar a finales del 2019. Se prevé que el gas comience a fluir a finales del próximo año.

Hay varias rutas que están siendo consideradas, una de las más fuertes es un gasoducto ya existente que va de Jordania a Egipto, dijo Abu. Actualmente, Israel ya envía gas a Jordania.

Israel lleva una década desarrollando sus recursos de gas frente a su costa en el Mediterráneo. En 2016, Delek y Noble firmaron el primer acuerdo de exportación israelí con un valor de 10.000 millones de dólares a 15 años para proveer 45.000 millones de metros cúbicos de gas a Jordania.

Los pactos de gas reflejan el interés estratégico compartido de Israel con Jordania y Egipto.

Los israelíes mantienen fuertes lazos de cooperación militar con ambos países, especialmente con Egipto, que está lidiando con una insurgencia islamista en la península del Sinaí.