AP NEWS
Related topics

Muere en Argentina caricaturista uruguayo Hermenegildo Sábat

October 2, 2018
1 of 2

En esta foto del 3 de octubre del 2017, el caricaturista uruguayo Hermenegildo Sábat posa en Buenos Aires, Argentina. Sábat murió en la capital argentina durante la noche, mientras dormía, informó el martes 2 de octubre del 2018 el diario Clarín, donde trabajaba. Tenía 85 años. (AP Foto/Pablo Stefanec)

BUENOS AIRES (AP) — El caricaturista uruguayo Hermenegildo Sábat, considerado un analista de la realidad que retrató con agudeza a grandes figuras de la cultura y la política de Argentina, murió en Buenos Aires a los 85 años.

Sábat falleció anoche mientras dormía, informó el martes el diario Clarín, donde trabajaba. No se conoció de inmediato la causa de muerte.

El artista plástico nació en 1933 en Montevideo y trabajó en el diario uruguayo El País. En 1965 llegó a Buenos Aires, donde decidió continuar su trayectoria profesional, y colaboró en las revistas políticas Primera Plana y Crisis y el diario La Opinión antes de ingresar en los 70 a Clarín, donde se desempeñó como caricaturista.

“Hermenegildo Sábat reunía talento, agudeza, sensibilidad y coraje. Nos acompañó con su mirada diferente y sutil”, dijo en su cuenta de Twitter Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de Argentina.

Artistas, medios de prensa y políticos de distinta tendencia lamentaron el deceso en redes sociales y destacaron que el dibujante era amante del jazz y del tango y que le gustaba coleccionar titulares periodísticos graciosos.

Con el trazo de su lápiz, Sábat retrató con agudeza a políticos de toda ralea, dirigentes sindicales y jefes militares protagonistas de la escena pública argentina durante los últimos 40 años. También a grandes personalidades de la cultura, entre ellos los escritores Jorge Luis Borges y Julio Cortázar.

Bajo su penetrante mirada pasaron varios de los cruentos jefes de la última dictadura militar (1976-1983) a los que se atrevió a dibujar en tiempos de prohibición, como el exgeneral Jorge Videla y el exalmirante Emilio Massera. También los presidentes de la posterior democracia, cuyas flaquezas destapaba.

El expresidente Carlos Menem (1989-1999) fue uno de sus personajes favoritos a la hora de reflejar el ansia de poder: “Lo dibujé ocho años agarrado a la sillita de mando y nunca me dijo ni ‘mu’, se la bancó (lo soportó)”, dijo sobre el hoy senador peronista.

Con su trabajo, el artista se vio envuelto en alguna polémica. La expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) criticó meses atrás una caricatura de Sábat que la mostraba con la boca tapada con una cruz, al apuntar que reflejaba la “violencia simbólica de género”. El dibujo ilustraba una nota periodística de 2017 que sacaba a la luz conversaciones telefónicas mantenidas por la dirigente política con uno de sus colaboradores.

“La violencia simbólica contra la mujer termina validando la violencia física. ¿Nos quieren calladitas y obedientes?”, cuestionó Fernández en su cuenta de Twitter con la etiqueta #NiUnaMenos.

El dibujante respondió diciendo que se sentía “sorprendido” de que “la exitosa abogada que asume potestades de crítica de arte y de esposa de Catón el Censor se dedique a juzgar los trabajos de un humilde periodista”.

Sábat también había retratado en 2008 a la entonces mandataria con la boca tapada. Fernández afirmó que el dibujo era “cuasi mafioso”, en referencia al estricto código de silencio que rige en la mafia, y cuestionó que le intentaran apuntar lo que podía y no podía decir a los argentinos.

Durante su extensa trayectoria, Sábat recibió el Premio Maria Moors Cabot de la Universidad de Columbia por sus dibujos durante la última dictadura militar argentina y un galardón de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, así como el Premio Konex de Brillante por su trayectoria en el mundo del periodismo, en 2017.

El artista destacó en esa ocasión la importancia del reconocimiento “porque lo proponen y lo votan los colegas”, y luego afirmó: “No sé si me lo merezco, pero por lo menos me lo gané”.

AP RADIO
Update hourly