AP NEWS
Related topics

Semanario francés ha enfurecido a musulmanes con caricaturas

January 8, 2015

PARIS (AP) — El semanario satírico francés Charlie Hebdo existe para provocar y es conocido por burlarse de papas y presidentes, y hasta del profeta Mahoma.

Charlie Hebdo tiene un historial de provocar indignación en todo el mundo musulmán con caricaturas grotescas de la figura islámica más reverenciada. Sus oficinas, donde 12 personas murieron a manos de pistoleros el miércoles, fueron atacadas con bombas incendiarias en noviembre del 2011 tras publicar una edición en que “invitó” a Mahoma a ser su editor invitado y colocó una caricatura del profeta en la portada.

Un año después, la revista publicó más caricaturas de Mahoma en medio de un fuerte alboroto sobre una película antimusulmana. Las caricaturas presentaron a Mahoma desnudo y en poses pornográficas degradantes. A medida que las pasiones se encendieron, el gobierno francés defendió la libertad de expresión al tiempo que criticó a Charlie Hebdo por alentar las tensiones.

Un año más tarde, la revista publicó más dibujos de Mahoma en medio de un escándalo por una película antimusulmana. Las caricaturas representaron a Mahoma desnudo y en poses humillantes o pornográficas. El gobierno francés defendió la libertad de expresión aun cuando reprendió a Charlie Hebdo por avivar las tensiones.

El semanario de baja circulación tiene inclinación izquierdista y se enorgullece de sus fuertes comentarios sobre asuntos internacionales mediantes caricaturas y textos satíricos.

“Tratamos las noticias como periodistas. Algunos usan cámaras, otros usan computadoras. Para nosotros, es papel y lápiz”, dijo el caricaturista de Mahoma, que usa el nombre de Luz, a The Associated Press en 2012. “Un lápiz no es un arma, es sólo un medio de expresión”.

El editor en jefe Stephane Charbonnier, quien publica bajo el nombre de “Charb”, ha defendido las caricaturas de Mahoma.

“Mahoma no es sagrado para mí”, dijo a la AP en 2012. “No culpo a los musulmanes por no reírse de nuestras caricaturas. Yo vivo bajo las leyes de Francia, no vivo bajo la ley coránica”.

Pero Charlie Hebdo no se burla sólo del islam. Ha publicado portadas satíricas sobre el papa Benedicto XVI en un abrazo amoroso con un guardia vaticano; al presidente francés Nicolas Sarkozy como un vampiro y a un judío ortodoxo besando a un soldado nazi.

La revista publica ocasionalmente reportajes investigativos, fundamentalmente contra los poderosos de Francia.

Charlie Hebdo se ha visto bajo presión desde la edición sobre el profeta Mahoma en 2011. Su portal de internet ha sido atacado y se enfrentó a una demanda por las caricaturas del profeta. La policía antidisturbios protegía sus oficinas. Charbonnier vivía bajo protección oficial —y su guardaespaldas fue asesinado miércoles junto con otro agente.

Charbonnier dijo al diario Le Monde hace dos años: “Prefiero morir de pie que vivir de rodillas”.

Uno de sus últimos dibujos, publicados en la edición de esta semana, parecía una inquietante premonición.

“Todavía no hay ataques en Francia”, decía un combatiente extremista. “Espera — tenemos hasta finales de enero para hacer nuestros deseos de nuestro Año Nuevo”.

Poco después del ataque, el cibersitio de Charlie Hebdo se cayó. Horas más tarde volvía a estar operativo con el lema “Je Suis Charlie” (“Yo soy Charlie”) estampada contra un fondo negro.

Un clic en el grito de guerra de la solidaridad - que se volvió viral en Twitter - lleva el mismo mensaje en varios idiomas, incluido el árabe.

___

Sakurai contribuyó desde Londres.

AP RADIO
Update hourly