AKRON, Ohio, EE.UU. (AP) — Ian Poulter jamás había tenido mucho éxito en el Bridgestone Invitational hasta el jueves, cuando comenzó su participación con una tarjeta de 62 golpes, ocho debajo del par.

Se ubicó así en la punta, con una delantera de cuatro golpes respecto de Tiger Woods, quien en cambio siempre parece jugar bien en el club Firestone.

Poulter dijo que se sintió motivado tras leer sobre sus resultados y percatarse de que su mejor participación consistía en un empate en el 13er puesto. El jueves, se anotó ocho birdies y salvó el par desde la trampa de arena en su último hoyo.

“Sí, esto me alentó. Fue frustrante ver las estadísticas”, comentó Poulter, quien juega por 14ta vez en este torneo. “Pensé que había tenido algún desempeño mejor en la historia, y me molestó saber que no... Escribí los lugares que había ocupado, todos eran malos y yo me dije ‘en serio, ¿cómo puedes jugar tantas veces en un campo bueno de golf como éste sin tener un mejor resultado?’ No haber terminado entre los 10 primeros ha sido algo muy pobre”.

Está delante de Rickie Fowler y Patrick Cantlay, por un golpe.

Woods, quien vuelve al Firestone por primera vez en cuatro años, tuvo su mejor ronda inicial del año. Se apuntó un 66, pero ello apenas lo ubicó cerca de la cima, durante una jornada con condiciones favorables para los marcadores bajos.

Cuarenta y cinco de los 71 jugadores quedaron por debajo del par.

“No golpeé la pelota tan bien como hubiera querido”, reconoció Woods. “Pero luché para conseguir una buena tarjeta, lo cual es positivo”.