MONTEVIDEO, Uruguay (AP) — Uruguay está muy preocupado por algunos acontecimientos políticos de Venezuela, como una denuncia de tortura y la forma en que son encarcelados algunos opositores y la represión con armas de fuego de las manifestaciones antigubernamentales, dijo el lunes el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Nin señaló que por el momento Uruguay no tiene un informe detallado de lo que ocurre en las cárceles de Venezuela y por eso le pidió al gobierno del presidente Nicolás Maduro que deje ingresar a la Cruz Roja para que elabore un informe. "El silencio fue la respuesta", relató.

"Vemos con cierta preocupación, con mucha preocupación, algunos acontecimientos que suceden en ese país y no condicen con la excelencia democrática", dijo el canciller en una entrevista radial con el programa En Perspectiva.

"La prisión de opositores es un tema preocupante, por cierto", afirmó, y agregó que la "autorización que hay para reprimir manifestaciones con armas de fuego es un exceso a todas luces". Y cuando el periodista que lo entrevistaba le leyó un reporte de Amnistía Internacional con la descripción de las torturas a las que habría sido sometido un preso opositor, Nin señaló: "Eso es enormemente preocupante, por cierto".

El canciller agregó que en los derechos humanos no corre la no injerencia en los asuntos de otros países. "Los derechos humanos se defienden todos en todas partes del mundo", dijo.

Por otro lado, Nin también criticó al gobierno de Estados Unidos por sus acciones hacia Venezuela.

"Hay algunas actitudes unilaterales del gobierno de Estados Unidos que son bastante torpes. Haber declarado a Venezuela como una amenaza extraordinaria para los intereses americanos es un exceso a todas luces".

Semanas atrás la Cancillería uruguaya emitió un comunicado expresando su malestar ante las declaraciones del presidente Maduro, quien había catalogado de "cobarde" al vicepresidente uruguayo Raúl Sendic por haber afirmado que no tenía pruebas de la injerencia de Estados Unidos en la política de Venezuela.

El canciller de Ecuador , Ricardo Patiño, dijo desde Quito que la posición de Estados Unidos es "absolutamente incorrecta" lo cual seguramente será analizado en Panamá.

Estados Unidos "toma medidas, ellos las llaman sanciones, contra un país de nuestra América, lo cual ha sido rechazado unánimemente por todos los países de América Latina y América Central", añadió.