FRISCO, Texas, EE.UU. (AP) — Ezekiel Elliott, corredor de los Cowboys de Dallas, retiró su apelación y purgará los cinco partidos que le restan de una suspensión que le impuso la NFL por acusaciones de violencia doméstica.

Los agentes de Elliott dijeron el miércoles que la decisión del deportista “de ningún modo constituye una aceptación de que ha cometido actos indebidos”. Elliott, el líder de la NFL en yardas por tierra durante la temporada anterior, tenía programada para el 1 de diciembre una audiencia ante una corte federal de apelaciones.

Para esa fecha, habría purgado ya cuatro de los seis partidos de suspensión que le impuso la liga.

El miércoles se cumplieron 96 días desde que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, anunció la suspensión. Elliott no cumplió el primer partido de castigo sino hasta el fin de semana pasado, cuando Dallas cayó por 27-7 ante Atlanta.

Al aceptar la suspensión de seis encuentros, Elliott no podrá disputar sino los últimos dos duelos de la campaña regular: el 24 de diciembre, de local ante Seattle, y el 31, visitando a Filadelfia.

Los Cowboys (5-4), campeones vigentes de la División Este de la Conferencia Nacional, marchan tres juegos debajo de los Eagles de Filadelfia (8-1), que ocupan actualmente el primer puesto y a quienes se medirán el domingo.

Un año después de conseguir el primer puesto de la Nacional en la temporada regular, con una foja de 13-3, Dallas enfrentará sin Elliott un panorama complicado tan sólo para volver a los playoffs.