BEIJING (AP) — Empresas estadounidenses y chinas firmaron el miércoles varios acuerdos de negocios que según ambas partes están valorados en 9.000 millones de dólares durante una visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una tradición dirigida a limar las críticas contra las prácticas comerciales de Beijing.

En un primer momento no se dieron más detalles de los 19 acuerdos, firmados en una ceremonia a la que asistió el secretario de comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross. Esas firmas de contratos son un elemento habitual de las visitas de líderes extranjeros a Beijing y suelen implicar acuerdos que el lado chino reservó para ese momento, en una demostración de la importancia del país como mercado.

Trump ha convertido en una prioridad de su gobierno reducir el déficit comercial multimillonario de Estados Unidos con China. El mandatario tenía previsto reunirse durante su visita con el presidente de China, Xi Jinping.