AP NEWS
Related topics

EEUU: Seguridad de trenes aún depende de maquinista

May 15, 2015

FILADELFIA (AP) — El accidente mortal de Amtrak ha dejado claro que a pesar del extenso uso de señales electrónicas, sensores y sistemas de advertencia en la industria ferroviaria, la seguridad a veces sigue dependiendo del conocimiento y experiencia de la persona que está en los controles.

Aquellas habilidades hubieran sido críticas en la curva en donde el tren con destino a Nueva York se descarriló, matando a ocho y dejando a más de 200 heridos en el accidente de tren más mortal en Estados Unidos en casi seis años.

En lugar de señalizaciones de alta tecnología o controles automáticos, los maquinistas en ese tramo de la vía deben confiar en su conocimiento de la ruta y en el horario impreso que traen con ellos, de forma similar a los maquinistas de hace un siglo.

“Dependemos del ingeniero humano para responder e interpretar correctamente las señales que ve, así como límites de velocidad y otros requisitos operativos”, dijo David B. Clarke, experto en ferrovías de la Universidad de Tennessee.

El conductor del tren siniestrado le dijo a los investigadores que no recuerda los momentos previos al choque del martes por la noche.

El viernes, durante una entrevista, Brandon Bostian le dijo a la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTBS) que se sentía cómodo con el tren y no estaba fatigado.

Un miembro de la junta NTBS, Robert Sumwalt, comentó que la agencia averigua si el tren fue golpeado por una roca o algún otro proyectil justo antes de descarrilarse.

El minuto previo al descarrilamiento, el tren aceleró de 70 millas por hora (112 kilómetros por hora) a más de 100 millas por hora (160 kilómetros por hora), aunque la curva en donde se salió de la vía tiene un límite de velocidad de 50 millas por hora (80 kilómetros por hora).

Los expertos dicen que el sistema de señalización del ferrocarril habría reducido automáticamente la velocidad del tren de haber llegado a la máxima velocidad permitida en la línea, pero los sistemas más antiguos de señalización y control no responden a las restricciones de velocidad.

Los investigadores también llevan a cabo pruebas de dopaje. El abogado de Bostian dijo que no consumía drogas ni alcohol.

Revisiones preliminares no encontraron problemas preexistentes con el tren, la vía o las señales.

Debido a su experiencia, Bostian debería conocer la ruta, aunque no hubiera una señal de límite de velocidad a un lado de la vía, dijo Howard Spier, un abogado de Miami que es el antiguo presidente de la Academia de Abogados de Trabajo en Trenes.

“Lo tiene arraigado. La conocía”, dijo Spier. “Estoy convencido que sabía que entraba a una curva con límite de velocidad”.

El accidente generó preguntas sobre el control positivo de trenes, un sistema de automatización que se implementará a lo largo de Amtrak hacia finales del año, como lo exigió el Congreso en el 2008.

El sistema ya opera en otras partes del corredor noreste, las muy transitadas vías entre Boston y Washington. Un sistema de control automático más antiguo y menos resistente está operando en la misma zona de descarrilamiento en los trenes que van hacia el sur.

Los últimos vagones destrozados en el accidente mortal se quitaron el viernes, ya que Amtrak se prepara para reanudar el servicio de la línea la siguiente semana.

El viernes también se llevó a cabo el primer funeral de una de las personas fallecidas. El guardiamarina de la Academia Naval de los Estados Unidos, Justin Zemser, de 20 años, fue enterrado en Long Island.

___

Kunzelman reportó desde Baton Rouge, Louisiana. Los periodistas de The Associated Press Heather Hollingsworth en Kansas City, Missouri; Adrian Sainz en Memphis, Tennessee y Jennifer Peltz en Nueva York contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly