WASHINGTON (AP) — El agujero en la capa de ozono sobre la Antártida se ha reducido a menor tamaño desde 1988, aseveró la NASA.

El enorme hoyo en la capa de ozono que protege a la Tierra alcanzó su máximo nivel en septiembre, y la NASA indicó que este año registra una anchura de 19,6 millones de kilómetros cuadrados (7,6 millones de millas cuadradas).

El científico de la NASA Paul Newman aseveró que las condiciones tempestuosas en la atmósfera superior calentaron el aire e impidieron que los químicos cloro y bromo consumieran el ozono.

Newman dijo que se trata de buenas noticias, y añadió que la caída de este año es natural pero que es parte de una tendencia de pequeñas mejoras continuas probablemente causadas por la prohibición de sustancias químicas que afectan la capa de ozono en un acuerdo internacional de 1987.

El ozono es una combinación de tres átomos de oxígeno. En la atmósfera, el ozono protege a la Tierra de rayos ultravioleta que producen cáncer de piel, daños en los cultivos y otros problemas.