BONN, Alemania (AP) — Miles de manifestantes recorrieron las calles de Bonn el sábado, en protesta por el consumo de combustibles fósiles anticipando una conferencia climática global que se realizará la semana próxima en la antigua capital de Alemania Occidental.

Los participantes portaban carteles con leyendas como “Revolución No Polución” y “Trump: Genocida Climático”.

Los organizadores dijeron que unas 25.000 personas participaron de la marcha. La policía no dio una cifra oficial, pero dijo que la concurrencia “evidentemente superó” el pronóstico de 10.000.

Muchos manifestantes criticaron al gobierno alemán por su dependencia de las usinas eléctricas a carbón al tiempo que se fijas metas ambiciosas para adoptar fuentes renovables.

La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2017 se realizará del 6 al 17 de noviembre.