KLUNGKUNG, Indonesia (AP) — Las autoridades están tratando de convencer a más de la mitad de las 144.000 personas que evacuaron los alrededores de un amenazador volcán en la isla indonesia de Bali que regresen a sus casas. Les están diciendo que evacuaron zonas que están seguras.

El volcán Monte Agung es conocido en la isla turística por su interior exuberante y seductoras playas. Ha estado en alerta máxima por más de una semana, desatando un éxodo en la zona oficial de peligro y áreas más lejanas.

"A quienes viven afuera de la zona de peligro, les exhortamos a que regresen a sus casas y que sigan con sus rutinas diarias", dijo el sábado el funcionario de desastres Putu Widiada.

Las autoridades dicen que la zona a evitar es el área donde podría haber lava, deslaves y nubes de ceniza extremadamente calientes si es que ocurre una erupción.