VALENCIA, España (AP) — Antoine Griezmann y Diego Costa fabricaron goles prácticamente de la nada y el Atlético de Madrid apabulló el domingo por 5-2 al Sevilla, una victoria que consolida a los dirigidos por el argentino Diego Simeone como escoltas destacados del líder Barcelona en la liga española.

Los azulgrana, que arrollaron el sábado al Girona por 6-1 y cuentan 65 puntos por la 25ta fecha, vieron como el Atlético es el único equipo capaz de seguirles mínimamente el ritmo, esta vez con un triunfo en cancha del sexto clasificado Sevilla, que les mantiene a siete unidades de la cima.

Los de Simeone avistan la visita al Barsa del próximo sábado, tras la disputa de la 26ta fecha entre semana, conscientes de que Costa y Griezmann, quien celebró un triplete, se hallan en un momento de lo más dulce.

“Hicimos un partidazo. La liga está complicada porque difícil que el Barsa pierda, pero vamos a seguir en la pelea, metiendo presión y a ver si fallan”, expresó Costa.

El hispano-brasileño abrió el marcador con una jugada de pillo a los 29 minutos y provocó el penal que convirtió Griezmann a los 51, después de que el propio francés ampliara a los 42 con un golazo al rincón.

“Fuimos contundentes. Griezmann nos hace crecer a todos. Estamos en un buen momento. Ojalá sigamos en esta línea”, declaró Simeone.

Aún tuvo tiempo Griezmann de asistir en el cuarto de Jorge Resurreción “Koke” a los 65 y clavar él mismo el quinto a los 81, que dejó al Sevilla compungido pese al tardío maquillaje de Pablo Sarabia (85) y Manuel Agudo “Nolito” (90).

“Contento por los goles y los puntos. Lástima que nos marcaran dos al final. Hay que seguir igual y ganar lo que nos queda. Luego, ya veremos”, comentó Griezmann.

Sevilla se vio rebasado en la clasificación por el ahora quinto Villarreal, previamente ganador por 1-0 sobre Getafe.

Antes, el Valencia venció 2-1 a la Real Sociedad con doblete de Santi Mina, y se asentó en la zona que da boleto a jugar la próxima Liga de Campeones, además de presionar un poco más al Real Madrid.

Terceros con 51 puntos, los madridistas vieron como el cuarto clasificado Valencia se les acercaba a dos unidades de distancia tras hilvanar su tercer triunfo seguido frente al 14to clasificado.

Mina marcó a los 34 y 68 minutos por el equipo “ché”, que permitió el empate momentáneo de Mikel Oyarzabal a los 54.

El Athletic de Bilbao alcanzó el 12do puesto con otro triunfo por 2-1 ante Málaga, que sigue colero con 13 puntos.

Markel Susaeta y Mikel San José decantaron la balanza a los 17 y 44 minutos, respectivamente, aunque el héroe local fue el arquero Kepa Arrizabalaga, con penal atajado a Youssef En-Nesyri, quien había adelantado a los malagueños a los 13 minutos.

El Villarreal derrotó por la mínima al décimo Getafe gracias a un gol de Enes Ünal a los tres minutos y dos penales parados por el arquero Sergio Asenjo.

En Sevilla, el Atlético sobrevivió a un primer arribo del colombiano Luis Muriel, frustrado en el mano a mano por el imponente Jan Oblak, y sacó petróleo de un ya clásico rifirrafe de Costa con la defensa, en que el hispano-brasileño simuló agresión de Clement Lenglet.

La acción, que se saldó con tarjeta amarilla para el rojiblanco, crispó a los locales, que en la siguiente acción cometieron un error de bulto con pérdida no forzada del argentino Ever Banega ante Costa, quien fusiló sin piedad a Sergio Rico.

El arquero sevillista sí logró tapar un segundo remate en carrera al hispano-brasileño, pero nada pudo hacer en el siguiente cañonazo al rincón de Griezmann, recolector de un balón en la frontal del área y atrevido para soltar la diestra.

Sevilla ya no pudo reponerse, y aún encajó un tercero cuando Costa forzó un penal de Rico en asociación con “Koke”. Lo lanzó con decisión Griezmann, ya con 11 dianas ligueras por solo 11 en contra del rocoso Atlético, todavía el equipo menos goleado del campeonato.

Los de Simeone, sin embargo, siguieron hambrientos y lograron el cuarto tras nuevo robo avanzado de Griezmann, exquisito para la dejada de tacón a “Koke”, y luego el quinto, impulsado por el goleador de la noche a pase de Saúl Ñiguez.

Con la paliza concretada llegó finalmente el relajo visitante, que aprovecharon Sarabia y “Nolito” para recortar.