AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

México, 1-2 en plataforma y 1ro en medallero de clavados

August 6, 2019
El mexicano Kevin Berlín compite en la final de plataforma de 10 metros de los Juegos Panamericanos en Lima, el lunes 5 de agosto de 2019 (AP Foto/Silvia Izquierdo)
El mexicano Kevin Berlín compite en la final de plataforma de 10 metros de los Juegos Panamericanos en Lima, el lunes 5 de agosto de 2019 (AP Foto/Silvia Izquierdo)

LIMA (AP) — Es cierto, el dominio de México en los trampolines y las plataformas no es tan amplio como antaño. Aun así, le bastó el lunes para extender su hegemonía en el medallero de los clavados en el continente.

Con lo justo, después de tanta polémica.

El debutante Kevin Berlín sorprendió al ganar la medalla de oro en la plataforma de 10 metros, mientras que Iván García se quedó con la plata. Los mexicanos remontaron así en el cuadro de preseas de la disciplina y finalizaron primeros en los Juegos Panamericanos de Lima.

Berlín, quien cumplió 18 años el 25 de abril, aseguró una plaza en los Juegos Olímpicos de Tokio luego de totalizar 500.35 puntos, mientras que el “Pollo” García acumuló 497.55 para quedarse con la plata.

El canadiense Vicent Riendeau tomó el bronce con 462.70.

Berlín y García ya habían ganado un oro en Lima, en la prueba de sincronizados de plataforma de 10 metros.

“La medalla de oro en los sincronizados me puso a pensar en que sí podía ganar otra medalla en estos juegos, aunque no pensaba que fuera de oro porque competía con Iván, un atleta olímpico como él”, dijo Berlín. “Ahora queda prepararse porque Tokio está a la vuelta de la esquina y hay que prepararse lo mejor para eso”.

García buscaba alcanzar una tercera medalla de oro consecutiva en la justa.

“No les voy a mentir, yo venía con la idea y la ilusión de ganar otra vez los Juegos Panamericanos, pero lo más importante es que México hace el 1-2 y la medalla se queda en el país”, dijo García.

Luego de cinco días de competencias, México terminó con las mismas cuatro preseas doradas que las acumuladas por Canadá, pero logró cuatro platas, por tres de los canadienses, para concluir como el mejor en Lima.

“México ha mostrado que en clavados tenemos atletas increíbles y que es potencia mundial”, agregó Berlín. “Por eso en los Panamericanos siempre quereos hacer lo mejor para el país y hoy fue lo que se hizo, ahora no queda nada más que disfrutar”.

A pesar de terminar en el primer puesto de su prueba, México no pudo superar lo conseguido hace cuatro años en Toronto, donde ganó cinco medallas de oro y superó a los canadienses.

Hace ocho años, como local en Guadalajara 2011, el equipo mexicano fue amo y señor. Arrasó con ocho oros, tres platas y un bronce.

Además, su desempeño en Lima es el peor desde los Panamericanos de Río 2007, donde los clavadistas mexicanos conquistaron tres medallas de oro y estuvieron cerca de ceder el primer puesto de la disciplina, algo que no les pasaba desde Santo Domingo 2003, cuando Canadá fue primero.

Esos resultados probablemente mantendrán viva la controversia generada por la conformación del seleccionado porque la Federación Mexicana de Natación realizó un control a puertas cerradas y nunca informó la metodología empleada para armar el equipo.

García buscó apagar la discusión de una vez por todas.

“Lo importante es que esto ratifica una vez más que la federación tomó buenas decisiones al elegir al equipo, mandaron a los mejores y ahora las medallas son para México”, sentenció.

Berlín fue parte de la polémica, no porque alguien cuestionara sus credenciales sino porque apenas en junio decidió abandonar al equipo dirigido por la entrenadora china Ma Jin para integrarse al de Iván Bautista, quien fue el encargado del equipo mexicano en Lima y entrena desde hace varios años a García.

“Fue una buena decisión, sabía que era lo correcto, siempre he estado seguro de eso y no queda duda que fue lo mejor para mí”, dijo Berlín, quien alegó que la entrenadora china estaba bloqueándolo para que no acudiera a los Panamericanos de Lima.

Ma Jin era considerada como artífice de los éxitos previos de Paola Espinosa, quien se mudó al equipo de Bautista luego de los Olímpicos de Río y es pareja sentimental de García.

La entrenadora china dirige también a los clavadistas Rommel Pacheco y Jahir Ocampo, relegados de los Panamericanos por los federativos.

“A mí Ma Jin nunca me entrenó, era la jefa (del otro equipo) pero nunca me entrenó a mí, yo le doy las gracias a los entrenadores chinos porque ellos si me ayudaron y ahora tomé lo bueno de ellos y lo combiné con lo que les aprendí a Bautista, un gran entrenador que tiene en su equipo a atletas como Paola, Iván, Germán Sánchez, Alejandra Orozco, todos atletas olímpicos y con medallas”, agregó Berlín.

La polémica por la conformación fue tan grande que un legislador citó a comparecer ante la cámara de diputados a la exvelocista Ana Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), organismo rector del deporte en el país, para que ofreciera respuestas que nunca llegaron.

La medalla de Berlín es la 21ra para México, que se acerca a sólo dos de igualar su mejor actuación en unos Panamericanos realizados fuera de casa, en Mar del Plata 1995.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.