WASHINGTON (AP) — El gobierno de Donald Trump informó el viernes oficialmente a la ONU que Estados Unidos tiene previsto abandonar el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Sin embargo, eso no inicia formalmente el proceso de salida.

“El Departamento de Estado le está diciendo a la ONU lo que el presidente ya le dijo al mundo el 1 de junio, y carece de efectos legales”, dijo Nigel Purvis, quien dirigió la diplomacia climática de Estados Unidos durante los gobiernos de Bill Clinton y George W. Bush.

Purvis señaló que los países no se pueden retirar de los nuevos acuerdos internacionales sino hasta tres años después de que entran en vigor. El Acuerdo de París entró en vigencia el 4 de noviembre de 2016.

Y luego el proceso tarda un año.

El Departamento de Estado describió el aviso como un “fuerte mensaje” al mundo y dijo que puede comenzar a retirarse oficialmente en noviembre de 2019. Eso significa que la fecha más próxima en la que Estados Unidos puede salirse del Acuerdo de París es el 4 de noviembre de 2020, el día siguiente a la próxima elección presidencial.

Sin importar lo que haga Estados Unidos, el acuerdo sigue en pie porque un número suficiente de países lo han ratificado.

En un comunicado, el Departamento de Estado dijo que Estados Unidos seguirá participando en las reuniones y negociaciones internacionales de actuales y futuros acuerdos sobre cambio climático. La próxima reunión se llevará a cabo en Bonn, Alemania, en noviembre.

Trump está “abierto a reincorporarse al Acuerdo de París si Estados Unidos puede identificar términos que le sean más favorables, así como para sus empresas, sus trabajadores, su pueblo y sus contribuyentes”, dijo la dependencia.

Según el acuerdo, los países fijan sus propios planes para reducir las emisiones de gases que afectan el clima. Ello significa que Trump puede fijar metas distintas a las que se propuso el presidente Barack Obama. Pero Trump no puede cambiar unilateralmente el texto del tratado.

Stephane Dujarric, portavoz de la ONU, confirmó que el secretario general Antonio Guterres recibió “una comunicación” de la embajadora estadounidense Nikki Haley “en la que se expresa la intención de Estados Unidos de ejercer su derecho a retirarse del Acuerdo de París, en cuanto los términos del Acuerdo se lo permitan, a menos que identifique condiciones adecuadas para volver a participar”.

“El secretario general ve con beneplácito cualquier esfuerzo por parte de Estados Unidos para volver a participar en el Acuerdo de París”, señaló.

Dujarric reiteró la declaración de Guterres del 1 de junio, en la que dijo que la decisión estadounidense de retirarse es “una gran decepción para los esfuerzos globales encaminados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover la seguridad global”.

“Es crucial que Estados Unidos siga siendo un líder en el clima y el desarrollo sustentable”, afirmó Dujarric. “El cambio climático está teniendo un impacto ahora. Él espera participar con el gobierno estadounidense y todos los otros actores en Estados Unidos y en todo el mundo para construir el futuro sustentable para nuestros hijos y las generaciones futuras”.

El Acuerdo de París tiene como fin evitar que la temperatura de la Tierra suba 2 grados Celsius (3,6° Fahrenheit) respecto al inicio de la Revolución Industrial.

El mundo ya se ha calentado 1,1° C (2° F) desde esa era. La mayoría de los científicos dicen que la quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático porque genera gases de efecto invernadero.

___

Matthew Lee de The Associated Press contribuyó a este despacho.

__

Seth Borenstein está en Twitter como @borenbears