AP NEWS
Related topics

Nariz roja de reno Rudolph está vinculada con azul en ojos

December 22, 2015

CONCORD, New Hampshire, EE.UU. (AP) — Todo el mundo sabe que la nariz de Rudolph el reno es roja. Pero, ¿de qué color son sus ojos?

Motivado por preguntas de su hija de 4 años, el profesor de antropología del Dartmouth College Nathaniel Dominy escribió recientemente una disertación de cómo las propiedades únicas de los ojos de los renos pudieran ayudar a explicar la ventaja de tener una nariz brillante, especialmente si produce luz roja.

Dominy, que se especializa en la vista de los primates, ya estaba familiarizado en estudios recientes sobre los ojos de los renos cuando su hija la preguntó sobre la nariz de Rudolph. Científicos británicos han descubierto que a diferencia de la mayoría de los mamíferos, los renos pueden ver la luz ultravioleta, lo que significa que osos polares y lobos que absorben luz ultravioleta contrastan más en la nieve. Los ojos de los renos incluyen además un tejido reflejante que parece brillar cuando la luz les da, algo familiar para quienes han visto a una mascota o animal salvaje iluminado por las luces de un coche. Pero en el caso de los renos, el tejido cambia de un color dorado durante el verano a un azul profundo en el invierno.

“Lo que sucede es que en la noche, los animales tratan de dilatar sus pupilas para permitir la entrada de la mayor cantidad de luz posible y, como esos músculos están tan activos, de hecho bloquean pequeñas válvulas en los ojos”, explica Dominy. “La presión en los párpados aumenta y comprime ese tejido en el fondo del ojo, lo que hace que las propiedades reflejantes cambien”.

Aunque ese cambio pudiera aumentar la capacidad del animal de detectar alimentos en la nieve cuando la luz del Ártico es más débil y de tono violáceo, sería una desventaja clara en una Nochebuena con niebla, porque la niebla bloquea la luz azul, dice Dominy.

Y es ahí que la nariz roja tiene su papel.

De todos los colores, la luz roja es la que mejor viaja a través de la niebla, lo que la hace ideal para guiar el trineo de Santa Claus (también conocido como Papa Noel). Pero Dominy advierte que hay desventajas para esas narices rojas.

Otros estudiosos han descubierto que las narices de los renos tienen un complejo sistema de pequeños vasos capilares que les impiden congelarse, pero resultan también en la pérdida de calor corporal.

“Eso es malo. Tú quieres retener todo el calor posible. Si Rudolph tiene una nariz muy brillante y luminosa, tiene que tener un sistema microvascular inusualmente abundante, y probablemente pierde mucho calor a través del hocico”, dijo. “Así que Rudolph, más que ningún otro reno, probablemente está arriesgando su vida al perder tanto calor”.

¿Su sugerencia para los niños? En lugar de dejarle zanahorias a Rudolph en Nochebuena, déjenle unas galletas.

“Una forma de producir calor en el cuerpo es quemar combustible. Eso se hace quemando lípidos y calorías”, dijo.

AP RADIO
Update hourly