AP NEWS
Related topics

Irán celebra el aniversario de la Revolución tras protestas

February 11, 2018

La Guardia Revolucionaria de Irán muestra un misil tierra-tierra durante una manifestación para conmemorar el 39no aniversario de la Revolución Islámica de 1979, en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2018. (AP Foto/Vahid Salemi)

TEHERÁN, Irán (AP) — Cientos de miles de iraníes salieron a la calle el domingo para conmemorar el 39no aniversario de la Revolución Islámica de 1979, apenas semanas después de las protestas antigubernamentales que sacudieron ciudades en todo el país.

Los manifestantes quemaron banderas estadounidenses e israelíes, además de imágenes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya negativa a ratificar el acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias mundiales ha irritado a los iraníes. Unos pocos prendieron fuego a una sábana blanca con la palabra “BARJAM”, el acrónimo en farsi para el histórico pacto de 2015.

Estos actos suelen ser habituales en esta fecha, que conmemora el derrocamiento del sha Mohammad Reza Pahlavi, que contaba con el apoyo de Washington. Esto dio origen a un periodo de hostilidades entre Irán y Occidente, que incluyó un ataque contra la embajada estadounidense en Teherán y una posterior crisis de rehenes.

Sin embargo, el presidente de Irán, Hasán Ruhani, hizo un llamado a la unidad de la población, sin tener en cuenta la tendencia política, desde los conservadores que apoyan el gobierno teocrático a los reformistas que piden un cambio.

“Cuando tuvo lugar la Revolución, empujamos a algunos que no deberíamos fuera del tren revolucionario”, declaró el dirigente ante una multitud en la Plaza Azadi, en el centro de la capital. “Hoy, tenemos que dejarles subir al tren de nuevo”.

Ruhani no nombró directamente a quienes en su día quedaron apartados, aunque tanto durante la Revolución como en la época posterior los islamistas que respaldaban a Ruhollah Jomeini purgaron a progresistas y comunistas, entre otros. Más recientemente, Irán puso bajo arresto domiciliario a los líderes del Movimiento Verde de 2009, una medida que sigue vigente a pesar de las promesas del mandatario para liberarlos.

Estas palabras parecían dirigidas a calmar los ánimos tras las protestas antigubernamentales de principios de año. Aunque en un primer momento se centraron en la crisis económica que vive el país pese al pacto nuclear, las manifestaciones se llenaron pronto de cánticos contra el gobierno teocrático.

En su discurso del domingo, Ruhani prometió más oportunidades de trabajo y mejores condiciones económicas para un futuro cercano. Mientras, docenas de conservadores coreaban: ”¡Muerte a los mentirosos, muerte a los sediciosos!”.

Las autoridades detuvieron a casi 5.000 personas tras las protestas, según Alireza Rahimi, un legislador iraní. Al menos 25 personas perdieron la vida en los disturbios que rodearon a las protestas, que quedaron sofocadas en gran parte cuando las autoridades bloquearon el acceso a algunos medios sociales y aplicaciones de mensajería y reforzaron la seguridad en las calles.

Décadas después de la Revolución, Irán logró algunos éxitos en el plano internacional tras años de conflictos. Teherán ayudó a hacer retroceder al grupo extremista Estado Islámico en Irak y asistió al asediado presidente de Siria, Bashar Assad, para recuperar territorios estratégicos en la larga guerra civil que se libra en el país.

A nivel nacional, sin embargo, la economía sigue atravesando problemas pese al pacto nuclear de 2015. El acuerdo permite que Irán vuelva a vender su petróleo en el mercado internacional, pero el incremento del precio de la comida y una elevada tasa de desempleo asfixian al iraní medio, cuyos salarios no aumentaron.

___

El periodista de The Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.

AP RADIO
Update hourly