CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente Enrique Peña Nieto promulgó una ley para abordar el abrumador número de casos sin resolver de personas desaparecidas en México.

Hay más de 30.000 personas desaparecidas en el país, muchas de ellas víctimas de la violencia del narcotráfico o de las corruptas fuerzas de seguridad. Los partidarios de la ley elogiaron la promulgación como un comienzo largamente esperado, pero advirtieron que la implementación de dicha medida será crucial.

Roberto Campa, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, dijo el viernes en Radio Fórmula que los dos sismos en México ocurridos en septiembre redujeron el margen de maniobra en las finanzas del gobierno, pero indicó que a pesar de ello hay suficientes fondos para implementar la medida.

La ley promulgada el jueves crearía un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas con filiales locales en los estados.

Designará también a nuevos fiscales especiales para manejar los casos de desaparición y proporcionará más recursos forenses a las investigaciones.