AP NEWS
Related topics

EEUU anuncia nuevas reglas para visas para europeos

January 21, 2016

WASHINGTON (AP) — El gobierno de Estados Unidos endureció las restricciones de viaje para europeos y otros que han visitado Irán, Irak, Siria y Sudán en los últimos cinco años, aunque aclaró que las nuevas reglas no son aplicables a aquellos en ciertas actividades que han viajado por negocios.

La medida rápidamente enfureció a los legisladores republicanos, que acusaron al gobierno de eludir la voluntad del Congreso.

El gobierno indicó el jueves que las personas que viajaron a esos países como periodistas, para trabajo oficial con agencias humanitarias o a nombre de organizaciones internacionales y regionales, o para gobiernos provinciales y locales, aún podrían viajar a Estados Unidos sin obtener primero una visa. Las personas que han viajado a Irán desde el 14 de julio de 2015 o a Irak por “propósitos legítimos de negocios” podrán también solicitar viajar a Estados Unidos dentro del programa.

El Departamento de Seguridad Nacional señaló que las autorizaciones para algunos solicitantes del Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA) serán aprobadas “caso por caso”. Los viajeros a quienes se niegue el viaje sin visa aún pueden solicitar visa a través de una embajada estadounidense en sus países.

Los estadounidenses podrían resultar afectados por la nueva regla si Europa toma medidas recíprocas contra ciudadanos de Estados Unidos.

“El gobierno de Obama está violando la ley flagrantemente, una ley que el presidente mismo firmó”, dijo el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Michael McCaul. “Esto no es una diferencia de opinión sobre una interpretación estatutaria, es una clara contradicción de la ley y del acuerdo al que llegamos con la Casa Blanca. El presidente Obama de nuevo coloca su relación con el líder supremo de Irán por encima de la seguridad de los estadounidenses”.

El republicano por Texas dijo que las exenciones anunciadas por el gobierno ya fueron rechazadas por el Congreso. Agregó que sus copartidarios “responderán y revisarán sus opciones”.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, de Virginia, afirmó que la medida “compromete innecesariamente nuestra seguridad nacional y la seguridad del pueblo estadounidense”.

El senador Dick Durbin, demócrata por Illinois, comentó el jueves que el programa de exención de visa debería ser reformado, pero “singularizar a la gente debido a su origen nacional contraviene los valores estadounidenses y fomenta la discriminación de ciudadanos de Estados Unidos que tienen la doble nacionalidad”.

Ciudadanos de 38 países, en su mayoría europeos, generalmente tienen permitido viajar a Estados Unidos sin necesidad de tramitar una visa. Pero aun así tienen que enviar información biográfica al ESTA.

Los nuevos límites que determinan quiénes pueden usar el programa de viajes sin visa aprobados por el Congreso en diciembre pretenden impedir el acceso a Estados Unidos a europeos que han peleado para el grupo Estado Islámico y que es probable que cometan violencia yihadista.

El vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, dijo que los permisos y exenciones deberían aplicarse “en base a una evaluación caso por caso”. Pero no respondió a preguntas sobre quienes poseen la ciudadanía iraní. El gobierno de Irán considera ciudadanos a muchas personas de herencia iraní incluso si no están enterados al respecto o si ellos mismos no se consideran ciudadanos iraníes de doble nacionalidad. Se desconoce cómo Estados Unidos abordará el asunto.

El gobierno estadounidense aún no hará cambios en los límites en viajes sin necesidad de visa para quienes tienen la doble nacionalidad.

Los nuevos límites solamente afectan a una minoría de los europeos, pero han causado preocupación en países cuyos ciudadanos generalmente gozan de viaje sin visa a Estados Unidos. Y han provocado acusaciones de Irán de que Estados Unidos está violando el acuerdo nuclear del año pasado al penalizar a negocios legítimos que viajan a la República Islámica.

El programa se concentró específicamente en Irak y Siria debido a que el grupo Estado Islámico se ha apoderado de una parte importante de territorio en ambos países para su posible califato. Irán y Sudán, al igual que Siria, han sido clasificados por Washington como Estados patrocinadores del terrorismo.

El debate sobre endurecer las restricciones de visa para europeos surgió incluso como un tema en los esfuerzos aparentemente no relacionados del gobierno por garantizar que Irán no sea capaz de desarrollar un arma nuclear.

Como parte del acuerdo nuclear, Estados Unidos prometió no imponer a Irán nuevas sanciones relacionadas con el tema nuclear siempre y cuando Teherán cumpla con lo pactado. Después de una queja del ministro del Exterior, Mohammad Javad Zarif, el secretario de Estado John Kerry respondió en una carta el mes pasado que Estados Unidos cumpliría con su parte del acuerdo y no “interferirá con los intereses de negocios legítimos de Irán”.

___

El reportero de The Associated Press Eric Tucker contribuyó a este despacho.

AP RADIO
Update hourly