MIAMI (AP) — Un excontrabandista que introducía en avión en avión toneladas de drogas de los carteles colombianos en la década de 1980 fue declarado culpable el miércoles de cumplir un papel clave en una banda que robó al menos 150 autos por medio de documentos falsificados.

El jurado federal halló a Mickey Munday, de 72 años, culpable de fraude postal y asociación ilícita, cargos que conllevan una pena máxima de 20 años de cárcel. Otros miembros de la banda que se habían declarado culpables dijeron que la función de Munday era transportar y ocultar los vehículos robados hasta el momento de su venta.

Munday, quien escuchó impasible el veredicto, fue apresado inmediatamente. El juez federal Robert Scola dijo que dictará sentencia el 29 de marzo. Sus abogados dijeron que él no estaba al tanto del fraude.

Munday ya purgó nueve años de cárcel en la década de 1990 por introducir toneladas de cocaína para el cártel de Medellín de Pablo Escobar y el cártel de Cali.

Solía jactarse de sus hazañas como contrabandista en diversas entrevistas y de su papel protagónico en el documental "Cocaine Cowboys", de 2006. "Si vuela, rueda o flota, yo sé manejarlo", solía decir.

El fiscal Joshua Rothstein dijo que la operación se llamaba el "plan hokey doke" y que Munday confesó que su tarea era llevar autos de diversas partes del país a Florida.

Según las pruebas presentadas en el juicio, el plan consistía en obtener autos a punto de ser expropiados por bancos u otras instituciones financieras o mediante compras en concesionarias por testaferros. Utilizando negocios de grúas y de ventas mayoristas, el grupo creaba un rastro documental que les daba la propiedad de los vehículos, los que luego vendían a mejor precio.