AP NEWS
Related topics

Takata rechaza retiro nacional de bolsas de aire

December 4, 2014

WASHINGTON (AP) — El fabricante japonés Takata Corp. refutó la orden de la agencia de seguridad vehicular de Estados Unidos de hacer un llamado a nivel nacional para reparar millones bolsas de aire para vehículos, lo que abre la posibilidad de acciones legales del gobierno y causa dudas entre conductores sobre la seguridad de sus automóviles.

En medio de la tensión, Honda Motor Co. decidió actuar por cuenta propia y el miércoles llamó a reparación a los vehículos en los 50 estados que pudieran tener el equipo defectuoso. Sin embargo, otras automotrices todavía tienen que tomar una decisión.

El tema con las bolsas de aire es que el inflador puede explotar con demasiada fuerza, lo que arroja fragmentos de metal al habitáculo y puede herir a los pasajeros o al conductor. A nivel mundial, al menos cinco muertes y decenas de lesiones han sido vinculadas con el problema.

En los últimos seis años, Takata y 10 automotrices han emitido varios llamados que abarcan 8 millones de vehículos en Estados Unidos, principalmente en zonas de alta humedad, como la franja de la Costa del Golfo de México, porque la evidencia ha mostrado que la humedad puede hacer que el propulsor se queme muy rápido. Pero luego de incidentes en Calidonia y Carolina del Norte, la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA) comenzó a presionar para que se retiren 8 millones de vehículos más de costa a costa, una exigencia que Takata rechazó.

Hasta ahora las automotrices han retirado casi 14 millones de vehículos en todo el mundo por los problemas de la bolsa de aire de la firma japonesa.

El miércoles, en una audiencia ante un comité de legisladores estadounidenses, Hiroshi Shimizu, vicepresidente de control de calidad global de Takata, sostuvo la postura desafiante de la compañía al decir que los datos disponibles y la evidencia científica sobre las bolsas de aire “no avalan” un llamado a nivel nacional.

Takata también arguye que la NHTSA sólo tiene autoridad para exigir los llamados de automotrices y fabricantes de refacciones, pero no de los proveedores de partes originales. La NHTSA no está de acuerdo.

El martes por la noche, la agencia llamó “decepcionante” la decisión de Takata e informó que analizará la respuesta a fin de determinar las próximas medidas de la agencia. Hace una semana, la agencia amenazó con imponer sanciones civiles y acciones legales si Takata no declara defectuosos los infladores de las bolsas de aire del lado del conductor y acepta extender el llamado. La NHTSA puede imponer multas de hasta 35 millones de dólares.

En una carta enviada el martes a la NHTSA y obtenida por The Associated Press, Takata indicó que sus propios datos y pruebas respaldan limitar el llamado a reparación a zonas de alta humedad.

Bajo presión de los legisladores, la NHTSA exigió el 26 de noviembre que Takata y las automotrices ampliaran el llamado por las bolsas de aire a los 50 estados. En la audiencia del miércoles ante los legisladores, un ejecutivo de Honda dijo que el fabricante de autos ampliaría su llamado a nivel nacional. Honda es uno de los clientes más grandes de Takata.

Varios legisladores manifestaron su preocupación de que la limitación del llamado genere confusión a los consumidores que no viven en las zonas donde se ha realizado el llamado actual.

La legisladora Jan Schakowsky, de Illinois y principal demócrata del panel, dijo que ha recibido cartas de electores “que literalmente tienen miedo de conducir sus autos”.

Takata indicó en la carta que ha realizado pruebas a 1.057 infladores de bolsas de aire para conductores y pasajeros en lugares fuera de las zonas de alta humedad, y ninguna de ellas se rompió. La compañía añadió que expandirá la producción de infladores de reemplazo para el llamado en curso y que de ser justificado, el llamado se ampliará.

____

Tom Krisher y Dee-Ann Durbin colaboraron desde Detroit. Yuri Kageyama desde Tokio.

AP RADIO
Update hourly