BERLÍN (AP) — El ministro del Interior designado de Alemania prometió el domingo acelerar las deportaciones de solicitantes de asilo rechazados una vez que asuma el cargo la próxima semana.

Horst Seehofer, quien es actualmente gobernador de Baviera, dijo que quiere implementar un “plan para acelerar los procedimientos de asilo y las deportaciones consiguientes”.

Seehofer será parte del futuro gabinete de la canciller Angela Merkel que será juramentado el miércoles.

El gobernador declaró al semanario Bild am Sonntag que “queremos seguir siendo un país cosmopolita y liberal. Pero cuando se trata de la seguridad de nuestros ciudadanos, necesitamos un estado fuerte”.

Más de 1 millón de migrantes llegaron a Alemania entre 2015 y 2016. Pero el arribo de una gran mayoría musulmanes ha provocado una reacción violenta contra los inmigrantes en partes de la población alemana.