AP NEWS
Related topics

Organizadores de Copa América felices pese a asientos vacíos

June 25, 2019
1 of 2
Ángel Mena de Ecuador, tercero a la izquierda, celebra tras anotar el primer gol del cuadro en el partido de la Copa América contra Japón, en el estadio Mineirao, en Belo Horizonte, Brasil, el lunes 24 de junio de 2019. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

RÍO DE JANEIRO (AP) — Los organizadores de la Copa América dijeron el martes que creen que el torneo que se lleva a cabo en Brasil transcurre sin problemas pese al gran número de asientos vacíos en los partidos y a las críticas de los jugadores sobre la condición de las canchas.

Los ejecutivos del torneo señalaron que esperan que la asistencia en los estadios aumente a más de 30.000 aficionados en los partidos de cuartos de final que arrancan el jueves.

El partido inaugural de la Copa América entre Brasil y Bolivia el 14 de junio generó una recaudación de 5,7 millones de dólares en cuanto a venta de entradas, y la victoria por 1-0 de Uruguay sobre Chile el lunes en el estadio Maracaná en Río de Janeiro convocó a más de 58.000 espectadores.

Sin embargo, los asientos vacíos han empañado el torneo, y el problema fue aún más evidente el lunes por la noche en Belo Horizonte, donde unos 2.100 fanáticos pagaron para ver el empate 1-1 entre Japón y Ecuador y alrededor de 7.600 hinchas vieron el mismo duelo, pero de forma gratuita.

Agbert Guimaraes, director de operaciones de la Copa América, dijo que el comité organizador no ve problemas en que algunos partidos sean más atractivos que otros.

“Estamos cuidando el todo, y en general estamos en el lado positivo”, comentó.

Thiago Jannuzzi, director general del comité organizador, insistió en que la política para fijar los precios de los boletos era la correcta.

“Hay un equilibrio entre lo que se puede cobrar y los costos del evento”, dijo Jannuzzi. “Todo fue un éxito. Estamos viendo ganancias significativas para manejar nuestros gastos. Hacerlo bien es importante”.

Los organizadores dijeron que vendieron algunos boletos que costaron apenas unos 15 dólares, el mismo precio para los asientos en la zona general para los encuentros de campeonatos brasileños. Ese tipo de boletos fueron difíciles de encontrar o no ofrecieron un incentivo suficiente a los aficionados que no acudieron a los partidos de fase de grupos como el Paraguay contra Qatar, Bolivia ante Venezuela y el Uruguay-Ecuador.

Brasil, que albergó la Copa del Mundo de 2014 con sus estadios casi siempre repletos, sufre una crisis económica desde 2015 y ha establecido su salario mínimo a 256 dólares para este año.

Jannuzzi señaló que no reducirán los precios para evitar los asientos vacíos y que “tenemos costos que son muy accesibles”.

Los organizadores también dijeron que no ven un “problema estructural” luego de que varios jugadores, incluido el astro argentino Lionel Messi, criticaron las condiciones de las canchas en los estadios. Aunque Jannuzzi apuntó que los jugadores son “nuestros clientes principales”.

Las canchas del estadio Maracaná de Río de Janeiro, en el Mineirao de Belo Horizonte, en la Arena de Gremio de Porto Alegre y en el Fonte Nova de Salvador, han sido objeto de críticas por la superficie irregular.

Los administradores de la Arena de Gremio atribuyeron que el desnivel de su cancha debido un inusual periodo de calor en Porto Alegre, días después que comenzara el invierno en el hemisferio sur. También dijeron que el uso de la cancha entre el 14 y 23 de junio, con sesiones de práctica y tres partidos de la Copa América, incidió en que no estuviere en su mejor forma.

___

Más de la cobertura de Deportes de AP en https://apnews.com/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.