AP NEWS
Related topics

Entrevista AP: OIM critica a Hungría por inmigrantes

August 31, 2015

GINEBRA (AP) — Los países como Hungría que han impedido que inmigrantes desesperados viajen en tren por Europa “los arrojan a las manos de los traficantes”, con consecuencias potencialmente mortales, dijo el lunes director de la Organización Internacional para las Migraciones William Lacy Swing.

En entrevista con The Associated Press días después de que aparecieran 71 inmigrantes muertos en un camión de carga en Austria y que se temiera que 200 personas se hubiesen ahogado tratando de escapar de Libia a Europa, Swing lamentó un “factor miedo” adoptado por algunos políticos, quienes dice pasan por alto los beneficios que pueden llevar los inmigrantes.

Swing, un veterano diplomático estadounidense, señaló que la organización de 157 miembros que dirige está dispuesta a ayudar a la Unión Europea a manejar el influjo de más de 320.000 inmigrantes —muchos de los cuales han abandonado Siria por la guerra— en las costas europeas este año.

La OIM pondrá parte de su propio dinero, apuntó Swing, pero los grupos humanitarios en general “necesitan el apoyo de los gobiernos para decir ’necesitamos su ayuda‴. Swing se sumó a un coro de autoridades de la ONU que elogiaron a la canciller alemana Angela Merkel, cuyo país ha recibido a decenas de miles de refugiados, por ser un buen ejemplo en un asunto político complicado.

Algunas políticas gubernamentales como impedir que los inmigrantes aborden los trenes, los llevan a opciones peligrosas, apuntó.

“Si no se les permite abordar, como ha pasado en Hungría, aunque tengan un boleto pagado, los arrojan a las manos de los traficantes”, dijo Swing, aludiendo a los inmigrantes muertos de Austria. “Así que se suben a camionetas y camiones y se mueren”.

“Y por el factor miedo, los gobiernos se han visto obligados a imponer regímenes de visa mucho más estrictos que en el pasado”, dijo Swing, quien agregó que los vecinos de Siria como Turquía, Líbano y Jordania han enfrentado una carga mucho mayor al recibir a la mayoría de los cerca de cuatro millones de refugiados de Siria que lo que ha hecho Europa.

Swing instó a los gobiernos a reducir las restricciones a los movimientos de los inmigrantes, mejorar los centros de recepción y a aplicar la ley contra los traficantes de personas al garantizar medios seguros y legales de tránsito.

“Los políticos ganan votos a costa de los inmigrantes”, sostuvo.

El vocero del gobierno húngaro Zoltan Kovacs subrayó que su país protegía las fronteras externas de la Unión Europea, no sólo la suya.

“Si no logramos restaurar el orden y la legalidad aquí, la inmigración ilegal, incluyendo la de los refugiados, quienes realmente necesitan protección, se volverá completamente descontrolada”, dijo. El influjo de decenas o cientos o miles de personas “ilegalmente.... es inaceptable”, dijo.

Cerca de 160.000 inmigrantes han sido detenidos este año en Hungría, más de tres veces el total registrado en 2014. Muchos piden asilo pero dejan rápidamente al país empobrecido para dirigirse a países más ricos de la UE, como Alemania y Austria antes de que sus solicitudes sean decididas.

Hungría es uno de varios países como Grecia, Serbia, Macedonia y Austria que se han visto afectados por el flujo de inmigrantes. El lunes, la operadora federal de ferrocarriles de Austria bloqueó dos trenes expresos provenientes de Budapest en la frontera con Hungría por “sobrecupo”.

___

Pablo Gorondi contribuyó a este despacho desde Budapest, Hungría.