COPENHAGUE (AP) — El grupo danés de embarques navieros A.P. Moller-Maersk dijo el jueves que enviará un barco de carga por el Ártico ruso por primera vez, aprovechando que se derrite el hielo en esa zona.

La Ruta del Mar del Norte podría ser una vía más corta para viajes del este de Asia a Europa que el Pasaje Noroeste, que pasa por Canadá, porque posiblemente esté libre de hielo más rápido debido al cambio climático.

Los expertos dicen que esto podría reducir la ruta más comúnmente usada entre el este de Asia y Europa vía el canal de Suez de 21.000 kilómetros (13.000 millas) a 12.800 kilómetros (8.000 millas), reduciendo el tiempo de tránsito entre 10 y 15 días.

Janina von Spalding, vocera de la empresa más grande del sector, dijo que el nuevo buque de carga Venta Maersk se embarcará en ese viaje el mes entrante.

"Es importante subrayar que este es un viaje único diseñado para explorar una ruta desconocida para los embarques navieros y para recabar datos científicos y no el lanzamiento de un nuevo producto", dijo Von Spalding en un email enviado a The Associated Press.

"En este mundo veloz, las empresas que quieren destacar deben innovar", dijo la representante, agregando que el ensayo "nos ofrecerá una oportunidad única para ganar experiencia operativa en una nueva área y para probar los sistemas del buque, capacidades y funcionalidad del sistema de apoyo en la costa".

Von Spalding dijo que el buque zarpará alrededor del 1 de septiembre de la ciudad portuaria de Vladivostok, en el Pacífico ruso, con una carga de pescado congelado y que navegará hacia San Petersburgo donde llegará a finales del mes.

La ruta fue coordinada con las autoridades rusas después de evaluar cuidadosamente las condiciones del hielo y además habrá ayuda disponible para romper hielo, informó el grupo con sede en Copenhague.

"Actualmente no vemos la Ruta Norte como una alternativa comercial a nuestra red actual, la cual se define por la demanda de nuestros clientes, socios comerciales y centros poblacionales", agregó.

___

Frank Jordans colaboró desde Berlín