AP NEWS
Related topics

Rueda y Gareca sobreviven bajo la duda

July 3, 2019
1 of 2
El entrenador de Chile Reinaldo Rueda durante una rueda de prensa en Porto Alegre, Brasil, el martes 2 de julio de 2019. Chile enfrenta Perú en las semifinales de la Copa América. (AP Foto/Andre Penner)

PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — Arturo Vidal reveló la consigna con la que el técnico Reinaldo Rueda ha logrado motivar a la selección de Chile para llegar a una semifinal de la Copa América.

El caudillo del mediocampo chileno señaló que el entrenador colombiano les dice la verdad “mirándonos a los ojos” e inculcándoles que “no somos los bicampeones sino los eliminados del Mundial”.

Perú, el rival que se interpone en el cruce del miércoles en la Arena do Gremio, también busca inspiración en los cuestionamientos.

“Siempre he manifestado que Perú es fuerte mentalmente”, sostuvo su técnico argentino Ricardo Gareca. “Es una selección muy fuerte en el aspecto anímico, un equipo que se ha ido haciendo con las adversidades. Nos podrán superar, esto es fútbol, pero el aspecto anímico es una parte fuerte del equipo”.

Lo que dice Gareca se sustenta en la deslucida marcha a la penúltima instancia del torneo continental en Brasil.

Su única victoria llegó tras remontar el marcador ante la débil Bolivia para luego caer vapuleado 5-0 por Brasil. Los peruanos lograron clasificarse a los cuartos de final como uno de los dos mejores terceros, y sobrevivieron a esa instancia frente a Uruguay en un partido en el que no ensayaron un solo disparo a puerta y se beneficiaron de tres goles anulados a los charrúas antes de imponerse en una tanda de penales.

La debacle ante los anfitriones deparó uno de los momentos virales del certamen, cuando el “Tigre” Gareca se encaró con un periodista peruano que le recriminó por una derrota “vergonzosa”. La respuesta del entrenador que gestó el regreso de la Blanquirroja a su primer Mundial en 36 años fue igual de desafiante: “Si usted ya hizo un análisis del partido, ¿para qué le voy a responder yo?”.

Pero, contra viento y marea, Perú sigue y ahora tiene la mira puesta en alcanzar su primera final desde 1975, cuando conquistó el segundo de sus dos títulos en el torneo.

Tanto Gareca como Rueda han lidiado con situaciones tensas. La exigencia para sus selecciones ha crecido, pero alcanzar las semifinales ha servido para silenciar críticas por los malos resultados recientes en amistosos.

Chile es el monarca de las últimas dos ediciones y aspira a un tricampeonato que no se logra desde fines de la década de los 40.

También es un equipo viejo. Vidal fue uno de los ocho titulares en la victoria por penales sobre Colombia que pasa de los 30 años. No es la misma Roja que conquistó sus primeros dos grandes títulos internacionales en 2015 como local y en 2016 con base en un fútbol en el que agobiaba a su rival con su presión alta.

El martes, Rueda reivindicó la calidad y personalidad de la llamada “Generación Dorada”

“El jugador chileno es como el vino, mientras más viejo es mejor”, les alabó Rueda. “Cuando no se clasificó al Mundial fueron recriminados y fueron sometidos al escarnio y casi desahuciados”.

“Con profesionalismo, mística y sentimiento cada uno se fue rehaciendo”, añadió.

A su lado, el defensor Gonzalo Jara — otro de los treintañeros — reflexionó que el éxito reciente de la selección ha cambiado la mentalidad. La afición les pide más.

“Nuestros hijos crecen con una mentalidad distinta. Si yo hablo con mi hijo, me exige que ganemos”, comentó Jará. “Nos tocó crecer con una generación que ganó muchas cosas. Nuestra sociedad hoy crece diferente y las críticas asoman de una forma que a veces es excesiva. Creemos en nosotros y en la exigencia que nos pusimos”.

___

Más de la cobertura de Deportes de AP en https://apnews.com/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.