WASHINGTON (AP) — El fiscal especial Robert Mueller podría estar tratando de usar su investigación sobre el ex jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, para indagar más a fondo sobre la campaña presidencial del ahora mandatario, según se desprende de documentos recién revelados.

Mueller ha estado buscando información entre los papeles de Manafort sobre aportes extranjeros a campañas políticas y sobre una reunión que agentes rusos tuvieron con empleados de la campaña de Trump en la Trump Tower.

La nueva información está incluida en una orden de búsqueda, aunque densamente censurada, insertada entre los papeles introducidos por el abogado de Manafort para tratar de evitar que se usaran pruebas descubiertas al ser allanada la vivienda de Manafort en Virginia en julio del 2007.

La orden judicial es otro indicio de que las autoridades no están limitando sus argumentos contra Manafort a los pagos que él recibió por trabajar para el Partido de las Regiones en Ucrania, afín a Rusia, y que andan a la caza de otras pistas que los lleven directamente a la campaña de Trump.

Un agente federal experto en computadoras y recuperación de datos escribió que estaban buscando documentos sobre cualquier trabajo que Manafort y socio Rick Gates hayan realizado para gobiernos extranjeros. Los agentes de Mueller además buscan documentos sobre quiénes asistieron a la reunión realizada en junio del 2016 en la Trump Tower y sobre Aras Agalarov, un empresario ruso de bienes raíces cercano al presidente ruso Vladimir Putin, y su hijo, el cantante ruso Emin Agalarov.

Manafort fue uno de tres asesores de Trump que se reunieron con funcionario rusos que estaban tratando que se levanten las sanciones impuestas a oligarcas rusos. El hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., y el yerno del presidente, Jared Kushner, también asistieron al encuentro de junio del 2016 con representantes de los Agalarov. Trump Jr. asistió al encuentro a pesar de que en varios emails se especificaba que era parte de un intento del gobierno ruso para ayudar a la campaña de su padre.

Un vocero del despacho del fiscal especial no respondió de inmediato a mensajes pidiéndole comentario. Un portavoz de Manafort rehusó hacer declaraciones al respecto, recordando que sobre el caso pesa el secreto sumarial.

Manafort, según acusaciones, escondió dinero aportado por el ex primer ministro ucraniano Viktor Yanukovych y su partido político. Gates en febrero aceptó declararse culpable y ayudar al equipo de Mueller en sus investigaciones.

Los abogados de Manafort han estado tratando de hacer que las acusaciones en su contra sean desestimadas, y han presentado demandas para impedir que su trabajo en Ucrania pueda ser usado en su contra.