AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Camboya: Fallece Nuon Chea, ideólogo del Jemer Rojo

August 5, 2019
En esta imagen del 20 de marzo de 2008, el exlíder ideológico del Jemer Rojo y segundo al mando, Nuon Chea, escucha en una sala de tribunal antes de dar su declaración final en una corte contra crímenes de guerra respaldada por las Naciones Unidas en Nom Pen, Camboya. (AP Foto/Heng Sinith, Archivo)
En esta imagen del 20 de marzo de 2008, el exlíder ideológico del Jemer Rojo y segundo al mando, Nuon Chea, escucha en una sala de tribunal antes de dar su declaración final en una corte contra crímenes de guerra respaldada por las Naciones Unidas en Nom Pen, Camboya. (AP Foto/Heng Sinith, Archivo)

NOM PEN, Camboya (AP) — Nuon Chea, el líder ideológico del régimen comunista Jemer Rojo que destruyó a una generación de camboyanos, falleció el domingo, informó un tribunal contra genocidio respaldado por la ONU. Tenía 93 años.

Era conocido como el Hermano Número 2, la mano derecha de Pol Pot, líder del régimen que gobernó a Camboya de 1975 a 1979. Los frenéticos intentos del grupo por concretar una sociedad utópica derivaron en la muerte de cerca de 1,7 millones de personas —más de la cuarta parte de la población del país en ese entonces— por hambruna, enfermedades, exceso de trabajo y ejecuciones.

Los investigadores creen que Nuon Chea fue el responsable de las políticas extremas del Jemer Rojo y estuvo involucrado directamente en las depuraciones y ejecuciones que llevaban a cabo.

Cumplía una sentencia de cadena perpetua luego de ser condenado por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra por un tribunal respaldado por las Naciones Unidas.

Pero Nuon Chea nunca reconoció su culpa.

En los esperados juicios del Jemer Rojo, dijo al tribunal que él y sus camaradas no eran “malas personas” y se deslindó de la responsabilidad de cualquier muerte.

Durante décadas tras la caída del Jemer Rojo, Nuon Chea vivió discretamente junto a su familia en una cabaña de madera en Pailín, un antiguo bastión de la guerrilla ubicado cerca de la frontera con Tailandia.

“Yo no era un criminal”, dijo durante una entrevista con The Associated Press en 2004. “Reconozco que se cometió un error. Pero tenía mi ideología. Quería liberar a mi país. Quería el bienestar del pueblo”.

Fue arrestado en 2007 para que enfrentara un juicio junto a los líderes sobrevivientes del Jemer Rojo, y acusado de crímenes de lesa humanidad, genocidio, persecución religiosa, homicidio y tortura.

Tres décadas después de los delitos de los que fue acusado, Nuon Chea subió al estrado como un anciano de cabello blanco y rostro demacrado. Débil a causa de una serie de problemas de salud —incluyendo hipertensión, problemas cardiacos y cataratas— miraba por encima de sus anteojos mientras defendía a ultranza al régimen al que perteneció.

“No quiero que la siguiente generación malinterprete la historia. No quiero que crean que el Jemer Rojo eran malas personas, criminales”, testificó en 2011 a los 85 años de edad. “Nada de eso es cierto”.

Durante su testimonio, insistió en que el régimen no fue responsable de atrocidad alguna y reiteró la postura del Jemer Rojo de que las fosas comunes que se encontraron después de la caída del régimen contenían los cuerpos de personas asesinadas por tropas vietnamitas.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.