WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump dijo el martes que apoyar a los refugiados sirios lo más cerca posible de su país es la mejor forma de ayudarlos.

En la primera visita del primer ministro libanés Saad Hariri a la Casa Blanca en el gobierno de Trump, ambos mandatarios se comprometieron a seguir luchando contra el terrorismo del grupo Estado Islámico y otras organizaciones extremistas.

Líbano está agobiado por una afluencia de refugiados que huyen de la guerra civil en Siria, y cuenta con el apoyo estadounidense para ayudarle a manejar esa carga.

“Nuestro enfoque de respaldar las necesidades humanitarias de los ciudadanos sirios desplazados lo más cerca de su país de origen como sea posible es la mejor manera de ayudar a la mayoría de la gente”, dijo Trump en la conferencia de prensa conjunta con Hariri en la Rosaleda de la Casa Blanca después de sus conversaciones.

Estados Unidos ha proporcionado miles de millones de dólares en asistencia humanitaria para ayudar a abastecer a los refugiados sirios con agua, comida, refugio y atención médica desde que la guerra civil comenzó a principios de 2011.

Hariri dijo que los refugiados sirios representan 1,5 millones de personas, una cuarta parte de la población del Líbano de aproximadamente 6 millones. Se esperaba que el primer ministro solicitara ayuda adicional de Estados Unidos para hacer frente a la afluencia de refugiados.

En comentarios breves antes de una de sus reuniones, Hariri dijo esperar que la alianza entre Estados Unidos y Líbano para combatir el terrorismo continúe hasta que todos los terroristas sean derrotados.

“Nosotros haremos eso”, contestó Trump, que también elogió al ejército libanés por no dejar que el Estado Islámico y otros grupos extremistas se establezcan en su país. “A la larga ustedes ganarán... Tenemos mucha confianza en ustedes”.

El apoyo continuo de Estados Unidos al ejército libanés, la asistencia financiera para los refugiados sirios y los planes del país norteamericano de endurecer las sanciones contra el grupo extremista Jezbolá fueron puntos clave en la agenda de Hariri para la reunión con Trump.

El ejército libanés ha estado peleando contra los extremistas islámicos en los últimos años cerca de la frontera de Líbano con Siria. El país ha sufrido recurrentes episodios de inseguridad y contagio de la guerra civil que está ocurriendo en la nación vecina.

___

Los periodistas de The Associated Press Zeina Karam en Beirut y Edith M. Lederer en las Naciones Unidas contribuyeron para este despacho.

___

Darlene Superville está en Twitter como:

http://www.twitter.com/dsupervilleap