AP NEWS
Related topics

Guatemala traslada su embajada en Israel entre críticas

May 17, 2018

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, segundo desde la izquierda, y su esposa Sara, a su lado, están con el presidente guatemalteco Jimmy Morales, al centro, mientras la esposa de éste, la primera dama Hilda Patricia Marroquín, cortan el listón durante la ceremonia de apertura de la nueva embajada de Guatemala en Jerusalem el miércoles 16 de mayo de 2018. (Ronen Zvulun/Pool Photo via AP)

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — El traslado de la embajada de Guatemala en Israel de Tel Aviv a Jerusalén el miércoles fue el resultado de la amistad entre une a las dos naciones desde hace mucho tiempo.

La medida también ha sido vista por muchos como un intento del país centroamericano de congraciarse con la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que dos días antes inauguró su propia embajada en la disputada Jerusalén, y quizás lo más importante es que se considera una victoria doméstica para el presidente guatemalteco Jimmy Morales, cuyo gobierno está acosado por problemas económicos, violencia de pandillas y acusaciones de corrupción que continúan persiguiéndolo a él y a quienes lo rodean.

“Creo que se debe mucho más a factores internos en Guatemala, el apoyo evangélico de derecha tanto para Morales como para apoyar al estado de Israel”, dijo Michael Allison, un científico político especializado en Centroamérica de la Universidad de Scranton en Pensilvania. .

“Morales y muchos de la élite política y económica guatemalteca estaban a favor de mover su embajada”, señaló Allison. “No lo habrían hecho sin que Estados Unidos lo hiciera primero, pero no es como si estuvieran haciendo algo que va en contra de lo que querían hacer”, agregó.

Israel ha reclamado a Jerusalén como su capital, pero otros países colocaron sus embajadas en Tel Aviv debido a las disputas de la ciudad sagrada. Los palestinos quieren que el este de Jerusalén sea la capital de su futuro estado.

El traslado de la embajada estadounidense se hizo en medio de protestas en Gaza en las que murieron casi 60 palestinos a manos de las tropas israelíes durante enfrentamientos a lo largo de la frontera.

Guatemala se convirtió en el segundo país en reconocer al estado israelí en 1948 y fue el primero en colocar su embajada en Jerusalén en 1956. Trasladó su sede diplomática a Tel Aviv 24 años después, después de que el parlamento israelí declarara a Jerusalén la capital eterna e indivisible en contravención de una resolución de la ONU que declaraba a Jerusalén capital internacional.

La estrecha relación continuó durante la guerra civil de Guatemala de 1960 a 1996. Cuando Estados Unidos prohibió la venta de armas por abusos a los derechos humanos cometidos por el ejército, durante el gobierno del general Romeo Lucas García entre 1978 y 1982, Israel proporcionó sistemas de inteligencia y armas de fabricación israelí como los rifles Galil.

Incluso antes del traslado de la embajada, el Congreso guatemalteco comenzó a presionar por hacer relaciones más estrechas y en abril declaró que cada 14 de mayo se celebraría en el país el “día nacional de amistad con Israel”.

Al igual que Trump, mover la embajada de Guatemala es bien visto por una parte importante de la base electoral de Jimmy Morales, un cristiano evangélico que se convirtió en presidente en 2015. Al menos un pastor evangélico acompañó a Morales a Israel para la inauguración de la nueva sede diplomática el miércoles.

“Ellos (la Alianza Evangélica) ejercen cierto nivel de presión sobre él y ven el cambio como positivo”, dijo Enrique Godoy, un analista político guatemalteco.

Estas victorias internas se producen mientras Morales se encuentra bajo una presión creciente debido a las investigaciones de corrupción en Guatemala que se han intensificado en los últimos años, llevando incluso al encarcelamiento del expresidente Otto Pérez Molina.

El martes, la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) revelaron nuevos detalles de una investigación en contra de Morales relacionada con el supuesto financiamiento ilícito y anónimo de su campaña electoral y dijeron que hay evidencias suficientes para volver a solicitar que se le retire la inmunidad para ser investigado.

Morales ha negado los delitos.

La CICIG, un órgano financiado por Naciones Unidas en Guatemala, ha sido clave de ésta y otras investigaciones de corrupción junto a la entonces Fiscal General Thelma Aldana. Morales ha buscado, hasta ahora sin éxito, expulsar al jefe de la CICIG y persuadir a la ONU para que lo retire del cargo.

Por su parte, Estados Unidos ha sido un firme defensor de la agenda anticorrupción.

“El gobierno de Guatemala ha estado buscando formas de disminuir ese apoyo”, dijo Adriana Beltrán, directora de seguridad ciudadana de la Oficina de Washington para América Latina, un grupo de expertos con sede en Estados Unidos.

Guatemala también ha recibido asistencia de seguridad y desarrollo de ese país y se vería perjudicado si Estados Unidos deporta a migrantes guatemaltecos en grandes cantidades.

Hasta el momento no hay ningún indicio de que Guatemala haya recibido algo de esa nación en compensación directa, aunque Trump le agradeció a Morales su apoyo en febrero, cuando los dos se reunieron en Washington.

Mover la embajada ciertamente no perjudicó la posición de Guatemala ante los grupos pro-Israel y algunos legisladores estadounidenses como el senador Marco Rubio, un republicano de Florida que recientemente puso en espera la entrega de seis millones de dólares en fondos de Estados Unidos para la comisión de la ONU por un tema no relacionado.

Manuel Villacorta, un sociólogo político guatemalteco, dijo que parte de la apuesta de Morales probablemente sea buscar aliados internacionales debido a que se está quedando sin aliados en su país, pero agregó que si bien la estrategia puede haber producido una victoria momentánea, Morales aún tendría que hacer más para resolver problemas locales como violencia y corrupción.

“Esto es un respiro para él, lo oxigenó, pero durante un tiempo corto, nada más”, dijo Villacorta.

Otros países de América Latina como Honduras y Paraguay también anunciaron sus intenciones de trasladar sus embajadas a Jerusalén, aunque ninguno ha dado una fecha. Algunos han especulado que Honduras busca ganar una extensión para el beneficio temporal de migración que protege a decenas de miles de sus ciudadanos que viven en Estados Unidos de forma irregular, pero la administración Trump anunció a principios de mayo el fin de esas protecciones.

___

La periodista de AP Sonia Perez D. reportó esta historia desde Ciudad de Guatemala y el periodista de AP Peter Orsi reportó desde Ciudad de México.

AP RADIO
Update hourly