SEATTLE (AP) — La campeona mundial de natación Ariana Kukors acusó a un entrenador del Comité Olímpico de Estados Unidos de abusar sexualmente de ella desde que tenía 16 años, el caso más reciente de denuncias de conducta impropia contra adultos que trabajan con deportistas jóvenes.

Se trata de otro escándalo para la federación estadounidense de natación y para el deporte en general, estremecido por el caso de abuso sexual por Larry Nassar, ex doctor de la federación nacional de gimnasia. Por su parte, la federación de natación reveló en 2010 que las denuncia de abuso sexual tuvieron que ver con la mayor parte de las suspensiones de por vida de 46 miembros, y aprobó mecanismos para la preparación y monitoreo de todos los entrenadores, dirigentes y voluntarios.

En ese mismo año, el entrenador Sean Hutchison fue investigado por sus vínculos con Kukors, pero fue archivada sin que se estableciera si cometió conducta impropia. La federación de natación informó el jueves que supo de las denuncias sobre abuso a una menor de edad esta semana.

Kukors, ahora con 28 años, dijo a las autoridades que Hutchison, de 46 años, le tomó miles de fotos de contenido sexual explícito, de acuerdo a un orden de registro que fue presentada por un agente federal.

Kukors dijo a los investigadores que Hutchison le besó y manoseó cuando tenía 16 años y que tuvo relaciones sexuales con ella cuando ella tenía 17 en el campeonato Pan Pacífico en Victoria, Canadá, añade el documento.

Hutchison negó haber abusado de Kukors y no ha sido acusado de un delito. La policía e investigadores de un equipo del Departamento de Seguridad Nacional confiscaron el martes aparatos electrónicos en el apartamento de Hutchison, en Seattle, Washington, según informó el diario SeattlePI.

Kukors, la campeona de los 200 metros combinados en el Mundial de 2009 y que quedó quinta en esa prueba en los Juegos Olímpicos de 2012, acusó a Hutchison de "prepararla” para ser abusada sexualmente cuando ella tenía 13 años y él era su entrenador en un club de Seattle.

“Nunca pensé que podría compartir mi relato porque dejar atrás a un monstruo horrible y hacer una vida que nunca me había imaginado”, dijo en una declaración que sus abogados divulgaron el viernes. “Pero con el paso del tiempo, me di cuenta que historias como la mía son demasiado importantes para que no sea escriban”.

Hutchison, quien fue asistente de entrenador del equipo olímpico de Estados Unidos en 2008, dijo que los dos mantuvieron una relación tras los Juegos de Londres 2012 y que ella vivió en su residencia de Seattle durante más de un año.

“En ningún momento abuse de Ariana Kukors o hice algo con ella que no fuera con consentimiento”, dijo Hutchison en una declaración divulgada por su abogado. “Absolumente niego haber tenido una relación sexual o romántica con ella antes que llegara a la edad legal para tomar esas decisiones”.

La investigación ocurre cuando empieza a prestarse más atención a los adultos que trabajan con deportistas jóvenes. Nassar fue sentenciado recientemente a décadas en prisión por abuso sexual de menores bajo su cuidado. El caso conllevó a un ajuste de cuentas de la entidad regidora de los gimnastas - altos ejecutivos renunciaron y toda la junta directiva planea renunciar conforme al pedido del Comité Olímpico de Estados Unidos.