AP NEWS
Related topics

El Salvador investiga desvío de fondos donados por Taiwán

September 14, 2018

SAN SALVADOR (AP) — El Ministerio Público de El Salvador investiga el desvío de diez millones de dólares de fondos donados por Taiwán que habrían sido usados para pagar parte de la campaña electoral del partido en el gobierno, informó el fiscal general.

La operación habría ocurrido durante la gestión del expresidente Mauricio Funes para presuntamente pagar parte de la propaganda en las últimas elecciones que ganó el actual mandatario Salvador Sánchez Cerén del partido FMLN, informó el jueves el fiscal general Douglas Meléndez. Funes gobernó el país de 2009 a 2014.

Aunque el monto total de la donación _originalmente prevista para proyectos de la cancillería salvadoreña_ ascendía a 38 millones de dólares, Meléndez explicó que parte de esa cantidad pudo haber ido a parar a la presidencia.

Según detalló en un programa de entrevistas de la televisión local, aparentemente diez de los 38 millones “fueron sacados y tirados a Casa Presidencial”. Cuando se le preguntó si ese dinero habría sido usado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional para la campaña electoral, respondió: “por supuesto que ellos estaban allí”.

Hugo Martínez, excanciller y candidato presidencial del FMLN para las elecciones de 2019, ha sido interrogado en la Fiscalía sobre esos fondos “porque él los pasó a Casa Presidencial”, agregó el fiscal, y dijo que ya se indaga “qué fue lo que se pagó con esos fondos que no debieron salir de Relaciones Exteriores”.

Martínez calificó de irresponsables las declaraciones del fiscal general por tratar de involucrarlo en manejos irregulares de los fondos de Taiwán, y anunció que el lunes se presentará ante la Fiscalía General de la República “a solicitar las aclaraciones pertinentes”.

“No estoy dispuesto a permitir que se manche mi reputación con declaraciones irresponsables en función de juegos políticos electorales”, manifestó Martínez en un comunicado de prensa.

Dijo que en tres ocasiones ha acudido a los llamados de la fiscalía para rendir declaración “en calidad de testigo”, pero aclaró que durante el periodo que habrían sucedido los hechos señalados por el fiscal “yo me desempeñaba como secretario general del SICA (Sistema de Integración Económica) de junio 2013 a mayo 2014 y no como canciller”.

Meléndez también cuestionó el papel de la Secretaría de Transparencia y Anticorrupción de la Presidencia. Según insinuó, falló al denunciar la corrupción en el gobierno de Funes, pero en cambio sí pidió investigar un supuesto lavado de dinero y activos por casi 30 millones de dólares que habrían sido donados al partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) entre 2011 y 2015.

“No ha encontrado los viajes del expresidente Funes. Ha fallado en los controles”, denunció el fiscal. “Nosotros los encontramos con otros mecanismos, no por colaboración de ellos. Taiwán donó 38 millones al gobierno de Funes y no tenemos reporte de ellos”.

Por su parte, la comisión política del FMLN emitió un comunicado en el que arremete contra el fiscal y afirma que “en su afán de querer ser reelegido, se alaba así mismo, y a la vez deja por sentado que no puede procesar al partido Arena por supuestos actos de corrupción, ni a los destinatarios del dinero público que el expresidente Saca confiesa haberle entregado a dicho partido”.

“Por otra parte, lanza ataques sin fundamento a nuestro candidato presidencial y próximo presidente de la República, mostrando una clara parcialización de la presente campaña electoral”, agrega.

El FMLN afirma que el fiscal se coloca como protector de los partidos de la derecha y que, como ha iniciado fuera de tiempo su campaña para lograr el apoyo de esos partidos para su reelección, “por eso se lanza irresponsablemente y calumniosamente contra nuestro partido y contra nuestro candidato”.

Funes, así como varios de sus exfuncionarios y familiares, están acusados de participar en actos de corrupción para quedarse con fondos del Estado por 351 millones de dólares.

En noviembre de 2017, un tribunal civil condenó a Funes por enriquecimiento ilícito y le ordenó devolver el dinero al Estado. En la misma resolución la Cámara Segunda de lo Civil condenó a su hijo, Carlos Mauricio Funes Cañas, por el mismo delito e inhabilitó al exmandatario para ocupar cargos públicos por los próximos diez años.

Funes, su actual pareja sentimental Ada Mitchelle Sigüenza Guzmán y los dos hijos de él se encuentran en Nicaragua, asilados por el gobierno del presidente Daniel Ortega.

AP RADIO
Update hourly